8 de octubre de 2016 00:00

Enrique Iglesias, rey de las pistas de baile

El cantante español sigue vigente a 20 años de su debut. A logrado actualizar sus ritmos para ser discotequero.

El cantante español sigue vigente a 20 años de su debut. Ha logrado actualizar sus ritmos para ser discotequero. Foto: Archivo EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Alejandro Ribadeneira
Editor (O)

Hace 20 años, cuando apareció con su canción Experiencia religiosa, los augurios no eran precisamente los mejores para Enrique Iglesias, quien adonde iba era señalado como el hijo de Julio Iglesias, el cantante español más exitoso de la historia. La voz era algo gangosa y los temas eran más cercanos a Camilo Sesto que a un ‘chaval’ de fin de milenio.

El tiempo pasó y Enrique, ya con 41 años, es el español más exitoso del siglo XXI. Y esa poderosa fuerza se ratificó la noche del 6 de octubre de 2016, con una cosecha de cinco premios Latin American Music Awards. Estos trofeos se unen a otros que ha conseguido, entre ellos un Grammy. El de verdad, claro, no el latino, de los que también tiene cinco, sin contar con una numerosa colección de premios Billboard, Lo nuestro, Ascap, MTV, Gaviotas y demás engendros. Piensa en un premio: Iglesias lo tiene.

¿Cómo alcanzó Enrique Iglesias este éxito? Primero, logró lo que Ricky Martin y Paulina Rubio no lograron completar: el ‘crossover’. Iglesias pudo moverse fluidamente tanto en el público de habla hispana como en el sajón. Fue clave su canción Hero, la cual apareció después de los ataques del 11 de septiembre del 2001 y las radios de EE.UU. la utilizaron como cortina.

Hasta ahora, Hero sigue siendo considerada su mejor pieza, porque Iglesias sí se toma la molestia de escribir sus temas. A veces firma como coautor, pero en otras ocasiones asume la responsabilidad de la composición.

En el mismo año también apareció To Love a Woman, en la que hizo un dúo con Lionel Ritchie, uno de los exponentes de la canción romántica de ese país. Y, justamente, su versatilidad (y su buen ojo comercial) para las colaboraciones ayudó a Iglesias a mantenerse vigente en las radios.

Ha hecho temas con Jennifer López (con quien incluso compartió toda una gira), Pitbull, Lil Wayne y otros artistas. Iglesias también tuvo el tino de adaptarse rápidamente a los nuevos tiempos que enterraron al CD y que impusieron la música por la vía digital. Enrique está en el puesto 10 de los artistas más vistos en YouTube y es uno de los mejor remunerados por las plataformas de música en línea.

Otro ingrediente es el de apostar por música para las masas. Si los DJ pasaron de ser pinchadiscos a gestores de las fiestas, Iglesias no lo pensó dos veces y transformó su música, que pasó de la balada romántica a un beat discotequero. Enrique Iglesias es inevitable en las discotecas del mundo.

No es casual, pues, que su canción Bailando fuera en el 2014 un hit que estuvo 26 semanas consecutivas en el primer lugar del Hot Latin Songs de la Billboard, un récord que desde hacía 19 años nadie había logrado superar.

Esta canción ya muestra a un Iglesias haciendo lo que mejor sabe: vampirizar los sonidos de moda para su beneficio. Bailando es un pop con mucho sabor urbano que, además, tiene el aporte de Descemer Bueno y Gente de Zona.

Es posible que su padre, el venerable Julio, esté orgulloso de su hijo, aunque quizás no le guste tanto que las nuevas generaciones, cuando escuchan el apellido Iglesias, no tengan idea de quién es ese señor que cantaba Ni te tengo ni te olvido. Y sí, ya lo están olvidando.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)