19 de febrero de 2017 00:00

La energía verde se proyecta como objetivo global

Fuente: EL COMERCIO

Fuente: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 16
Elizabeth Frias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

China es el país con más habitantes del planeta y ahora se convirtió en uno de los mayores productores de energía solar. El Gobierno tomó la decisión de dar un giro en el empleo de energías renovables y limpias.

Una de las metas es alcanzar 110 gigavatios en los próximos tres años. Actualmente, China produce 77,42 gigavatios de energía solar.

La energía sostenible, en los últimos años, es la alternativa más ecológica para dotar de electricidad verde. Las Naciones Unidas informan que una de cada cinco personas todavía no tiene acceso a la electricidad. Es por ello que la producción de energía asequible y no contaminante se convirtió en uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El Banco Mundial, en esta semana, publicó el informe sobre ‘Indicadores Reguladores de la Energía Sostenible’ (RISE, por sus siglas en inglés). El documento revisa la situación de las políticas y acciones sostenibles en el marco de planes energéticos ecoamigables.

En el mundo, varios países están utilizando estas energías. México, China, Turquía, India, Vietnam, Brasil y Sudáfrica encabezan la lista de las naciones líderes en energía sostenible. Además, cuentan con sólidas políticas para promover el acceso a estas, según el último informe del Banco Mundial.

El estudio tiene como finalidad ayudar a los gobiernos a determinar si cuentan con un marco regulador y políticas para propiciar avances en materia de energía sostenible.

China llegó al 2017 convertida en una potencia energética sostenible y se proyecta para más.

La directora de la iniciativa y representante especial del secretario General de las Naciones Unidas, Rachel Kyte, aseguró que al mundo le urge lograr la transición a la energía limpia, proceso que permitirá suministrar estos servicios a todos. Un elemento clave para que esto se genere es el aumento del uso de energía de fuentes renovables.

En el documento de RISE se destacó que la reducción en el precio de los paneles solares ha incidido directamente en la producción de energía verde. Muestra de ello es la política que adoptó recientemente Google, que desde este año funcionará con energías renovables (solar y eólica), según lo anunció el Foro Económico Mundial en diciembre del año pasado.

Los beneficios que poseen estas iniciativas son múltiples. Entre los más importantes están: el mejoramiento de las prácticas ambientales, y el acceso inagotable a la fuente (sol, agua y otras) en comparación con otro tipo de energías (carbón, petróleo y gas).

Para que se genere concienciación en los mandatarios, existe un seguimiento mundial de los proyectos de energías renovables que lo realiza el RISE. China, por ejemplo, tiene una puntuación de 81, mientras que el Ecuador tiene 68 (el puntaje máximo es 100). Estos porcentajes se los califica con base en temas como: legislaciones, proyectos, eficiencia energética e incentivos, mecanismos de financiamiento.

De acuerdo con el informe ‘Tendencias globales en la inversión en energía renovable’ (2016), gracias a la generación de energía verde se previno la descarga de 1,5 gigatones de CO2 en la atmósfera en el 2015, reduciendo los índices de contaminación global. El estudio se desarrolló por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en conjunto con la Frankfurt School.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)