15 de julio de 2015 19:41

Los años no pasan por el inconfundible Elton John

Elton John, ya en edad de jubilarse, sigue sin perder su esencia. Y tiene cuerda para rato, aunque declaró que le gustaría ver crecer a sus hijos, por lo que no dará muchas giras más. Foto: Jorge Guerrero/ AFP

Elton John, ya en edad de jubilarse, sigue sin perder su esencia. Y tiene cuerda para rato, aunque declaró que le gustaría ver crecer a sus hijos, por lo que no dará muchas giras más. Foto: Jorge Guerrero/ AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE

Elton John convenció al público de Málaga en su primer concierto del año en España y único en Andalucía, gracias a una enérgica actuación que le hizo ganarse constantes aplausos de la audiencia.

Una sonora ovación recibió al británico, que sin mediar palabra se puso a tocar The Bitch is Back y, desde ese momento, dio un concierto vibrante, quizás hasta impropio de alguien de 68 años que alcanzó el éxito con baladas, pero que convenció a todos los presentes.

Ataviado con uno de sus ya clásicos trajes extravagantes y pegado a su inseparable piano, el británico comenzó la ramificación española de su gira 'Elton John and His Band' con una demostración del mismo virtuosismo que le ha llevado a vender 300 millones de álbumes a lo largo de su carrera.

Era la primera vez en 10 años que el 'sir' tocaba en la Costa del Sol malagueña, y la notable asistencia al Palacio de Deportes Jose María Martín Carpena -unas 6 000 personas, según la organización- daba cuenta de la expectación generada ante su regreso.

En su concierto, que duró más de dos horas, hubo espacio para aquellas baladas de piano que convirtieron al británico en el tercer artista más grande de todos los tiempos en EE.UU., según la revista Billboard.

A través de éxitos como Daniel, Sorry Seems to be the Hardest Word, Candle in the Wind, Don't Let the Sun Go Down on Me o Your Song, Elton John ofreció una retrospectiva de sus canciones más famosas.

Pese a que desde su debut en 1969 con Empty Sky el artista no cesó en su producción musical -su más reciente trabajo, 'The Diving Board', data de 2013-, el concierto de Málaga se estructuró en torno a un repaso en claves de 'rock' y 'blues' a sus mayores éxitos.

También interpretó temas pertenecientes a la banda sonora de El Rey León, Circle Of Life y Can You Feel the Love Tonight, por la que recibió un Oscar a la Mejor Canción Original en 1994.

No cantó, sin embargo, Don't Go Breaking My Heart, aquel famoso dueto con Kiki Dee; pero lo cierto es que no dio tiempo a echarla de menos ante una actuación tan enérgica.

Buena parte de esa contundencia y energía que derrochó en el escenario se la debe a su banda, un elenco de virtuosos formado por el guitarrista Davey Johnstone, el batería Nigel Olsson, el teclista Kim Bullard, el bajista Matt Bissonette y el percusionista John Mahon.

El 'sir' también se dio un baño de masas con los asistentes más cercanos al escenario, a los que les chocó las manos y les firmó autógrafos en folios, abanicos o incluso vinilos.

El broche final lo puso una versión extendida de Crocodile Rock, un tema que narra la historia de un joven que disfrutaba al bailar un estilo anticuado.

Obsoleto o no, lo cierto es que Elton John, ya en edad de jubilarse, sigue sin perder su esencia. Y tiene cuerda para rato, aunque declaró durante la actuación que le gustaría ver crecer a sus hijos, por lo que no dará muchas giras más.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)