26 de mayo de 2015 11:01

Video que promueve la donación de órganos se viraliza en la Web

Hasta hoy 26 de mayo, el video 'El Hombre y el Perro' ha sido visto por más de dos millones de usuarios en YouTube. Foto: Captura.

Hasta hoy 26 de mayo, el video 'El Hombre y el Perro' ha sido visto por más de dos millones de usuarios en YouTube. Foto: Captura.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 16
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 25
Carla Sandoval
Redactora (I)

En menos de cinco días, un video de la Fundación Argentina de Transplante Hepático que busca promover la donación de órganos ha acumulado más de 2,2 millones de reproducciones. El clip es protagonizado por un hombre y su perro y se ha viralizado en las redes por su emotividad .

En menos de dos minutos, el clip muestra la relación entre el hombre y su mascota. Por las mañanas el can levantaba a su dueño y luego realizaban varias actividades juntos. El perro sigue a su dueño fielmente a todos los lugares donde este vaya y lo espera fuera de los locales.

Sin embargo, el hombre sufre un ataque y es llevado al hospital en ambulancia. El perro sigue el vehículo y acompaña a su dueño hasta el hospital, a donde no se le permite ingresar. Segundos después una mujer sale en una silla de ruedas y el perro se le acerca, como reconociendo el órgano que solía ser de su dueño y que ahora porta esta mujer.

Video: YouTube, cuenta: DDB Worldwide

El video recuerda al filme ‘Siempre a tu lado, Hachicko’ protagonizado por Richard Geere. Esta historia, basada en la vida real, se centra en el perro de raza Akita llamado Hachicko que fue rescatado por el profesor Eisaburō Ueno. El can acompañaba todos los días a su dueño a la estación de tren donde lo despedía y luego regresaba a la misma estación para recibirlo.

Sin embargo, Ueno falleció un día de un ataque cardíaco mientras daba clases en la Universidad de Tokio, por lo que nunca retornó a la estación de tren donde Hachicko lo esperaba. Sin embargo, según los relatos, el perro permaneció allí durante nueve años.

Con el pasar del tiempo, el can empezó a despertar curiosidad en los ciudadanos y los trabajadores de la estación contaban la historia que estaba esperando a su dueño. La historia despertó simpatía en Japón y en 1934 se levantó una escultura en honor a Hachicko en la estación de Shibuya.

Video: YouTube, cuenta: Sebastián Basualdo (SeBas)

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)