26 de November de 2014 20:34

El Apuntador, dos lustros de crítica especializada de las artes escénicas

Genoveva Mora es la directora de la revista El Apuntador. La revista, ahora digital, también generó varios proyectos como la Escuela del Espectador y Diálogos con la Danza. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Genoveva Mora es la directora de la revista El Apuntador. La revista, ahora digital, también generó varios proyectos como la Escuela del Espectador y Diálogos con la Danza. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 5

Redacción Cultura (I) cultura@elcomercio.com

Después de asistir a una obra protagonizada por la actriz mexicana Pilar Aranda (del grupo Muégano Teatro), Genoveva Mora no imaginó que su impulso por escribir sobre aquella experiencia la llevaría a las arenas de la crítica de artes escénicas.

Mora dirige la revista El Apuntador, que este 2014 cumple 10 años. Esta publicación trimestral de crítica de las artes escénicas ha cambiado tanto sus formatos de presentación, al inicio impresa y ahora en digital, así como sus líneas para abordar las artes del país.

Igualmente, esta revista ha incluido reflexiones en torno al cine y a la música. Sus colaboradores y críticos habituales, como Santiago Rivadeneira, también han abordado los procesos de organización en los gremios de las artes escénicas; como consta en el número 58 de este septiembre. Del otro lado de la balanza, no está de más mencionar que El Apuntador es el único espacio fijo para este tipo de análisis.

A decir de Mora, lamentablemente no hay más publicaciones de crítica que hayan sostenido sus proyectos por varios años. Para ella esto es trascendental en el momento de generar debate.

Dicha observación se confirma al revisar los programas de estudios en Comunicación de las universidades ecuatorianas; o al pasar las páginas de revistas culturales que esporádicamente publican crítica. Esto lo afirma la coreógrafa y bailarina Josie Cáceres, quien considera que esta mirada externa nutre a los artistas pues así se motiva una indagación sobre los procesos creativos.

A su opinión se suma la de Tamia Guayasamín, bailarina y también colaboradora de la revista. Según la joven coreógrafa, la importancia de El Apuntador también radica en la producción de conocimiento y el archivo de las artes escénicas que ha originado.

Mas para el artista Esteban Donoso, el quehacer de la publicación digital “ha configurado una instancia” que reflexiona sobre las propuestas existentes. De ello, Donoso señala que El Apuntador le ha quitado cierto sentimiento de orfandad.

Tanto él, Cáceres y Guayasamín recuerdan el proyecto Diálogos con la Danza (2009), donde se abrieron debates entre los cultores artísticos. El más reciente de este tipo de encuentros, que reunió a bailarines y actores fue el 28 de octubre, en la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Otro de sus proyectos es La Escuela del Espectador, y a este se incorporará un próximo libro de danza.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)