6 de julio de 2017 10:47

El cambio climático es cada vez más notorio en Quito

El fuerte invierno que se registró en la capital es, según las autoridades, consecuencia del cambio climático. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO.

El fuerte invierno que se registró en la capital es, según las autoridades, consecuencia del cambio climático. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 21
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 3
Andrés García

Los efectos del cambio climático son cada vez más notorios en el Distrito Metropolitano de Quito. Así lo indicó Verónica Arias, secretaria de Ambiente del Municipio.

Según la funcionaria, desde el año 1880 hasta el 2017, se registra un incremento de 1,1 grados de temperatura en la ciudad. El calentamiento de la tierra sentido en Quito en promedio es entre 1,2 y 1,4 grados centígrados.

Arias refirió que a simple vista esa cifra no parecería importante, pero los efectos colaterales de ese aumento han sido evidentes. Una muestra de aquello es la última temporada invernal que se registró en la ciudad, que según el Cabildo fue la más intensa de los últimos 30 años.

De acuerdo a datos de la Secretaría de Ambiente, en enero de 2017 se reportó un incremento del 220% del nivel de agua, en relación al mismo período en 2016.

Este aumento en el nivel de precipitaciones ocurrió en todos los sectores de la ciudad. Por ejemplo, entre el 1 y 21 de marzo de este año, en el norte hubo un incremento del 58% (168 milímetros), en los valles 25% (131 milímetros), en el Centro Histórico un 55% (145 milímetros) y en el sur un 26% (201 milímetros), con respecto al mismo periodo del año anterior.

Juan Zapata, secretario de Seguridad del Municipio, recordó que debido a las fuertes lluvias registradas en la capital, se atendieron aproximadamente 1 000 emergencias en la época invernal 2016-2017. Esta cifra da cuenta de un incremento del 230% de emergencias, con respecto al periodo invernal 2015-2016.

El funcionario dijo que esto además representó pérdidas económicas y afectaciones ambientales estimadas en USD 784 289.

Ante esta realidad, la Secretaría de Ambiente desarrolla el Plan de Acción Climático 2015-2025, que además de medir el impacto de la huella de contaminación, plantea reducir hasta en un 5% la superficie con vulnerabilidad territorial ante los efectos del calentamiento global.

Estas cifras se anunciaron el marco del foro ¿Estamos preparados para enfrentar eventos climáticos adversos en Quito?, en el que participaron instituciones gubernamentales, universidades y organizaciones que luchan para mitigar los efectos del cambio climático.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (3)