27 de octubre de 2016 15:10

La educación sexual no debe ser usada como control de natalidad, según experta

Según la profesional, la educación sexual también debería ayudar en el proceso de conocimiento de las relaciones entre hombres y mujeres

Según la profesional Maria Betnia Ávila, la educación sexual también debería ayudar en el proceso de conocimiento de las relaciones entre hombres y mujeres. Foto Referencial: Pixabay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

La educación sexual en Latinoamérica debe ser pensada "en términos libertarios" para los jóvenes y no tener como objetivo "el control de la natalidad de mujeres jóvenes", dijo hoy, jueves 27 de octubre de 2016, en una entrevista a EFE Maria Betnia Ávila, representante del Instituto Feminista para la Democracia (SOS Corpo) de Brasil.

Ávila, investigadora de la organización, participó en el panel "autonomía física, derechos sexuales y reproductivos" que tuvo lugar hoy en Montevideo dentro de la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, auspiciada por la ONU.

"Yo creo que una ley (de educación sexual) debería ser una ley que proporcionara el conocimiento y el aprendizaje, la capacidad a las mujeres jóvenes de tomar sus decisiones, cuidar sus cuerpos, vivir la sexualidad de una manera libre y también de acuerdo con sus proyectos de vida", explicó la representante.

A su juicio, la educación sexual también debería ayudar en el proceso de conocimiento de las relaciones entre hombres y mujeres, en las que todavía predomina "la dominación y la explotación", dijo.

Subrayando que cada país de Latinoamérica es distinto, Ávila lamentó que "apenas hay una educación sexual" en la región.
La intervención de Ávila en la Conferencia se centró en la necesidad de pensar los derechos reproductivos y sexuales "con relación a las relaciones de poder y a otras dimensiones de la vida social".

En este sentido se refirió a la sobrecarga de trabajo que experimentan las mujeres, una de las principales desigualdades entre ambos sexos.

"La mujeres se dividen entre el trabajo remunerado y el no remunerado, tienen jornadas laborales muy extensas y son sometidas al agotamiento cotidianamente", dijo a Efe.

"Entonces, cuál es la relación de este cuerpo de las mujeres, agotado por el trabajo cotidiano, con el placer, el tiempo y la calidad de vida para poder ejercer sus derechos reproductivos y sexuales?", añadió.

Según Ávila, esta doble división del trabajo perjudica especialmente a la mujer en el momento en el que decide tener hijos.

"Cuando las mujeres deciden quedarse embarazadas y tienen también un trabajo remunerado están, al mismo tiempo, llevando a cabo un trabajo de reproducción biológica y social, y otro productivo", explicó Ávila.

La educación y los derechos sexuales y reproductivos de la mujer, y cómo estos influyen en su autonomía y en la igualdad entre ambos sexos, centran buena parte de los paneles de la XIII Conferencia Regional que comenzó el martes 1 y se celebrará hasta este viernes 4 de noviembre de 2016 en la capital uruguaya.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)