24 de junio de 2014 15:06

Édgar Marín convierte al plástico en esculturas de arte

Edgar Marín, de 54 años, elabora sus obras de arte que las coloca en espacios públicos de la capital azuaya. Foto: Xavier Caivinagua/EL COMERCIO

Edgar Marín, de 54 años, elabora sus obras de arte que las coloca en espacios públicos de la capital azuaya. Foto: Xavier Caivinagua/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Cuenca

Tres fundas de botellas plásticas se guardan en el pequeño taller del artista cuencano Edgar Marín, de 54 años. Con ese material elabora sus obras de arte que las coloca en espacios públicos de la capital azuaya.

Marín ha dedicado 28 años a su carrera artística. En esta ocasión optó por reutilizar objetos como las botellas de plástico de una bebida energizante. Su objetivo es recrear a personas.

Este cuencano, quien ha expuesto en Estados Unidos, España, México y otros países, empezó a trabajar desde hace dos años en un proyecto que genere concienciación sobre la contaminación y cómo convertir la basura en piezas de arte.

Él planteó ese proyecto a los Fondos Concursables del Municipio y ganó USD 4000 que recibió como premio.

Marín calienta las botellas para moldearlas y darles diferentes formas. En esta ocasión trabajó en el tema deportivo y creó dos figuras denominadas Aquel Ciclista y Aquel Deportista.

Son esculturas de dos metros de alto, la primera tiene tonalidades azul y café y monta sobre una bicicleta, que también está hecha con plástico.

La otra figura es un deportista corriendo. Esos trabajos que fueron colocados en el parque ecológico El Valle, que se encuentra al oeste de la capital azuaya.

Uno de los moradores del barrio, Walter González, considera que estas obras ayudan que la población tenga conciencia sobre la contaminación y que valore el trabajo artístico.

A futuro Marín prevé realizar más esculturas para ese sector con la colaboración de los habitantes.

En su trayectoria ha realizado obras pictóricas, esculturas e instalaciones, pero considera que esta nueva línea de arte interactúa de forma más directa con el público.

Otro proyecto es la reutilización de objetos para crear una obra para el Salón de Julio. Allí, mostrará la importancia de generar conciencia y buscar materiales alternativos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)