13 de febrero de 2016 16:38

Delirio balcánico en el Sucre

Los NY Gipsy Allstars se presentaron el 12 de febrero del 2016 en el Teatro Nacional Sucre. Foto: @TeatroSucreQ

Los NY Gipsy Allstars se presentaron el 12 de febrero del 2016 en el Teatro Nacional Sucre. Foto: @TeatroSucreQ

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Ivonne Guzmán

Del jazz más rockero –en onda rock progresivo y metal– que seguramente se escuchará en el Ecuador Jazz 2016, a cargo de los ecuatorianos de Trivial, la noche del viernes 12 de febrero el público del Teatro Nacional Sucre pasó al trance balcánico provocado por NY Gipsy Allstars.

Aplaudidos y tras el pedido a gritos de un último tema, que no pudo darse por falta de tiempo, los Trivial dejaron listos a los asistentes para conectarse con la energía desbordante de los jazzeros newyorkinos (aunque sean originarios de Turquía, Grecia, Macedonia y Australia).

Al último tema del cuarteto ecuatoriano (conformado por Ramiro Olaciregui, Matías Alvear, Marcos Merino y Andrés Benavides) fue invitado Jason Lindner, el tecladista de los NY Gipsy Allstars, y el teatro empezó a prenderse; la interacción ya dejó ver lo que vendría: música contemporánea, ecléctica, hija legítima de la fusión.

El carisma y el virtuosismo de los Gipsy Allstars se impusieron desde el primer minuto en el escenario. Su sonido balcánico cautivó a las casi 800 personas que asistieron a la segunda noche del festival, que dura hasta el domingo 21.

La cítara tradicional, llamada kanun, a cargo de Tamer Pinarbasi, puso los sonidos más evocadores del Oriente Medio; el clarinete de Ismail Lumanovski también aportaba en el juego de la fusión que manda en la música entre funk, jazz y ritmos tradicionales balcánicos que interpreta este quinteto. El bajo de Panagiotis Andreou, el teclado de Lindner y la percusión de Engin Gunyadin completan la propuesta sofisticada, y cálida a la vez, del grupo.

Los sonidos que retumbaron en las paredes del Sucre el viernes fueron la demostración de que hay nuevas formas de estar en el mundo. La química entre los músicos y su ánimo contagioso lograron que la gente se pusiera a bailar en platea y palcos. El tema final, luego de más de una hora de presentación (que los pulmones de los músicos recién llegados ya resentían) y de haberse despedido y vuelto al escenario, puso a delirar al público, que, de pie, no podía dejar de aplaudir.

Esta noche (sábado 13 de febrero) se presentan Yusa (Cuba) y Club D’elf (Estados Unidos), en el Teatro México, sector de Chimbacalle, en el Sur, a las 19:30.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)