25 de noviembre de 2015 18:42

Así utilizamos los teléfonos inteligentes

El accesorio puede ser conectado a un smartphone o una computadora. Foto: Pixabay

El accesorio puede ser conectado a un smartphone o una computadora. Foto: Pixabay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 5
Contento 1
Redacción Elcomercio.com

El uso del teléfono inteligente es reiterativo en los jóvenes entre 18 y 24 años, quienes revisan hasta 53 veces al día su dispositivo. Así lo demostró una encuesta realizada por la empresa Deloitte, a principios del 2015.

Una de las principales razones para que esto suceda es que el ‘smartphone’ permite tener al alcance funciones, aplicaciones y redes sociales dentro del mismo dispositivo. Lo cual hace casi imprescindible su uso.

En el Ecuador un 24,3% de la población utiliza uno de estos dispositivos, según la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) 2013-2014 realizada por el Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC). Un 41,4% de las personas a partir de 12 años posee una red social, entre las cuales Facebook es la más usada con el 97,9%.

Deloitte detalla que un 31% de los jóvenes (entre 18 y 24 años) revisa su teléfono inmediatamente después de levantarse y un 58% espera un rango de cinco minutos para hacerlo. Las notificaciones de Facebook, Twitter, Instagram y WhatsApp motivan a que el usuario permanezca hiperconectado a través de los teléfonos durante gran parte del día.

Si bien la Organización Mundial de la Salud (OMS), en su informe sobre los campos electromagnéticos y teléfonos móviles, detalla que hasta la fecha “no se ha confirmado que el uso del teléfono móvil tenga efectos perjudiciales para la salud” o efectos cancerígenos, el uso excesivo del celular puede causar tendinitis.

O estrés para quienes no pueden revisarlo periódicamente.
Por ello se recomienda un uso moderado del celular para evitar posibles secuelas como aislamiento social, soledad, estrés o depresión.

Una buena alternativa es dedicar más tiempo a las actividades sociales, que benefician a la salud del ser humano. Un estudio de la Universidad de Oxford determinó en el 2013 que; en el caso de los hombres, por ejemplo, es recomendable salir con amigos dos veces por semana.

Terapeutas reconocen que el beneficio principal radica en el hecho de salir de casa y hacer actividades en espacios ajenos a los habituales. Participar en reuniones sociales disminuye considerablemente el uso del teléfono inteligente y permite socializar directamente con las personas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (3)