1 de abril de 2015 20:42

958 Prometeos y Ateneos llegaron a las universidades del Ecuador

Meysis Carmenati tiene un PhD en Ciencias Filosóficas. Dictó clases en Flacso, IAEN, UCE y Andina. En esta universidad ha dictado clases de Análisis de Discurso. Es cubana.. Foto: María Isabel Valarezo / El comercio

Meysis Carmenati tiene un PhD en Ciencias Filosóficas. Dictó clases en Flacso, IAEN, UCE y Andina. En esta universidad ha dictado clases de Análisis de Discurso. Foto: María Isabel Valarezo / El comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 29
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 46
Gabriel Flores

En los últimos cinco años se han vinculado a la Educación Superior del país 958 profesores del exterior con PhD. Ellos forman parte del proyecto Prometeo, que impulsa la Secretaría Nacional de Educación Superior (Senescyt) para fortalecer el intercambio de conocimientos y la investigación.

Han llegado de Europa, Asia, Norteamérica y también de Latinoamérica. Aunque hay prevalencia de hispanohablantes, por la facilidad de comunicación con los estudiantes.

Por ejemplo, en la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol) de sus 13 docentes extranjeros, tres son españoles, dos son cubanos, uno es colombiano, uno chileno y uno peruano. Solo en el 2014, la Universidad de las Américas (UDLA) contó con un total de 90 profesores extranjeros, de ellos 22 eran de España, 16 de Cuba y 12 de Colombia.

Una de las universidades con más Prometeos durante el 2014 fue la Universidad de las Fuerzas Armadas ESPE que contó con 32 docentes extranjeros, tres de ellos dedicados exclusivamente a dictar clases. En el primer trimestre del 2015 este número se redujo a 22.

El español Martín Oller, PhD en Periodismo, llegó hace un año y medio. En un principio a la Escuela Superior Politécnica del Chimborazo (Espoch) donde hizo un análisis de la gestión de la comunicación en los municipios de la provincia.

Desde hace seis meses es parte de UDLA y su trabajo se enfoca en el desarrollo de investigaciones. “Ecuador es un campo virgen para un investigador”. Esto, en parte, es una de las motivaciones de los profesores para llegar al país.

Pero también -explica Oller- hay una crisis económica en Europa que se refleja en la falta de fondos para financiar estudios de envergadura.

Los Prometeos en Ecuador tienen un escalafón de salarios que va de los USD 4 320 a los USD 6 000, según su perfil, publicaciones, investigaciones, títulos. Su contrato puede durar entre dos meses y un año.

A sus 36 años, Martín Oller tiene cuatro carreras de pregrado, una maestría en Comunicación y un PhD en Periodismo.  Trabaja como docente de la UDLA. Foto: Galo Paguay / El Comercio

A sus 36 años, Martín Oller tiene cuatro carreras de pregrado, una maestría en Comunicación y un PhD en Periodismo. Trabaja como docente de la UDLA. Foto: Galo Paguay / El Comercio


En la Universidad Andina Simón Bolívar, en los últimos tres años han llegado 100 profesores extranjeros, según Álex Remache, director General Académico. “Esto beneficia al proceso de internacionalización que el sistema educativo del país busca”. Pero la presencia de docentes extranjeros existe desde antes del proyecto Prometeo. 

Meysis Carmenati, cubana de 32 años, llegó en el 2013 contratada de forma directa. Durante su estancia en el país, esta docente ha trabajado en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), en la Universidad Central, en el Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN) y actualmente en la Universidad Andina. Es PhD en Ciencias Filosóficas y se dedica más a la cátedra que a la investigación.

Rina Pazos, subsecretaria de la Senescyt, asegura que existen dos clasificaciones de docentes extranjeros. Los Prometeos que se dedican más a investigar y publicar; y los Ateneos, que dan más tiempo a dictar clases. Estos últimos ganan entre USD
2 000 y USD 3 700.

Para el 2015 se tiene como meta sumar a 194 Prometeos y Ateneos. Los que ya están en el país han suplido a los ecuatorianos que estudian su PhD en el extranjero. Según la Ley de Educación Superior, los profesores titulares principales deben tener PhD o su equivalente. Este requisito es exigible a partir del 2017.

Del total de Prometeos del país, el 54% pertenece al área de ciencias básicas. Otro 10% labora en recursos naturales y medioambiente, 8% en arte y cultura y el resto en ciencias de la educación y de la vida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (3)