11 de December de 2010 00:00

Ecuador pierde 2 metros de playa cada 10 años

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Jaime Plaza, desde Cancún

En zonas como Salinas, Atacames y otras, el mar borra cerca de 20 cm. de playa cada año. Esto ocurre porque su nivel sube un promedio de 4,5 milímetros, en igual período de tiempo. Ecuador también sufrirá sequías prolongadas, inviernos más intensos y alza de temperaturas hasta en 4,2 grados.

Estos fenómenos harán que los cultivos para exportación de café y de cacao se reduzcan en 20% y de banano y caña azúcar, en 40%.

Raúl Medina Santamaría, catedrático de ingeniería hidráulica de la Universidad de Cantabria, España, y Graciela Magrin, experta argentina, hicieron esas preocupantes afirmaciones. Ambos coincidieron en que se trata de duros escenarios para Ecuador ante el cambio climático.Medina es parte del equipo que elaboró el informe Economía del Cambio Climático en América Latina y el Caribe de la Cepal. Este fue presentado en la XVI Conferencia Mundial Sobre Cambio Climático (COP 16), que finalizó ayer en la noche en Cancún.

El experto español garantizó la validez de las afirmaciones del informe por estar sustentadas en los estudios del Panel Intergubernamental de Expertos del Cambio Climático (IPCC, siglas en inglés).

Este último atribuye ese comportamiento a los deshielos de los glaciares (como el del Cotopaxi) y al incremento de la temperatura de los océanos, que a su vez provocan torrenciales aguaceros.

Medina señaló que las mediciones demostraron que esta erosión de la playa ocurre a lo largo de toda la franja costera del Pacífico en América del Sur y Central hasta Baja California, en México.

Incluso que se suma otro factor: el cambio de dirección de las olas, que ahora golpean en forma perpendicular y esto hacen que haya aún más erosión de la playa. “Como cambia el clima, altera las borrascas (tormenta que se caracteriza por la violencia del viento y la perturbación del mar) y eso hace variar la dirección del oleaje”.

A su vez Magrin señaló que a futuro Ecuador tendrá mayores problemas por las reducciones drásticas de lluvias en la Sierra. A la vez de aumentos importantes de temperatura e incremento de lluvias en la Costa, eso afectará al sector agrícola de exportación.

Además, hay el riesgo de una baja en la producción de maíz dulce y fréjol. Habrá daños en viviendas e infraestructura urbana y perdidas en casi 1,3 millones de hectáreas de cultivos. Raúl Medina advirtió que solo por la reducción de playa habrá pérdidas por unos USD 20 000 por cada m² y por año en cada ciudad turística.

Esto sin contar con la afectación de infraestructura. Los expertos recomiendan evaluar los impactos para definir medidas y aplicar las más convenientes.

Medina sentenció que la única salida es adaptarse a las condiciones, armar un plan de retirada paulatina de la infraestructura y población de la línea costera.

Ecuador aún no tiene un plan global de contingencias, sino acciones individuales y parciales.

Quito, por ejemplo, hoy es parte de una organización de ciudades vulnerables dentro de la organización Estrategia Internacional para la Reducción de los Desastres de Naciones Unidas. Esto le permite recibir asesoría técnica e intercambio de experiencias sobre qué hacer ante fenómenos, como deslizamientos de laderas.

Entre las estrategias para la mitigación (reducciones de emisiones de gases) mantiene al programa Socio Bosque. Pero este no está considerado dentro del sistema de compensaciones (denominados mecanismos REDD) de las NN.UU. Los expertos de la Cepal consideran que Ecuador está entre los países latinoamericanos más vulnerables.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)