21 de November de 2014 22:34

Se celebran 17 años de despenalización de la homosexualidad

hace 17 años se despenalizó la homosexualidad en el Ecuador. Foto: Jenny Navarro /El Comercio

hace 17 años se despenalizó la homosexualidad en el Ecuador. Foto: Jenny Navarro /El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 30

Entre anécdotas e historias personales, defensores de derechos humanos y miembros de la comunidad LGBTI recordaron la lucha que tuvieron que enfrentar hace 17 años para lograr la despenalización de la homosexualidad en el Ecuador. Ayer (21 de noviembre) se llevó a cabo en las instalaciones del INCINE el evento: “Despenalización, 17 años - el antes y el después”.

Este encuentro, organizado por la Asociación Alfil, tuvo por objetivo ser un homenaje para quienes marcaron un precedente en el accionar del activismo de la época y el reconocimiento de los derechos de esta comunidad, como lo expresó Karinita Rashell, líder trans.

“No es necesario ser para defender”, afirmó la líder ante el apoyo que recibieron en esa época no solamente de las personas homosexuales sino también de quienes no compartían sus preferencias. Recordaron como incluso personas de la tercera edad se acercaban para firmar las peticiones y les demostraban su solidaridad cuando se reunían en el centro de Quito para ser escuchados.

Alexis Ponce, defensor de derechos humanos, también reconoce que los años 90 no fueron una “década perdida” ya que lograron una conquista de sus derechos. Es por esto que hizo la entrega de todo su archivo de prensa con los originales de aquellos años a Rashell y Gonzalo Abarca, en esa época miembro del grupo Cocinelle, con quien emprendió el activismo en esa época.

Esta es una forma de preservar las memorias, según Ponce, ya que después de 1997 la lucha que enfrentaron las personas homosexuales fue borrada de los registros e informes de la época.

Estrellita Estevez, fundadora de la Asociación Ecuatoriana de Gays y Transgéneros (ASOEGT) todavía recuerda con nostalgia esos momentos y aunque afirma que se ha avanzado mucho en materia de derechos humanos estos últimos 17 años, todavía hay cosas por hacer. Ella es la primera trans en el país con identidad sexual femenina y a pesar de estar feliz por este logro todavía espera que sus compañeras puedan cambiar su sexo. Además, las oportunidades de educación, explica, son limitadas para las personas transexuales.

Durante el evento se realizó un minuto de silencio para recordar a todos los miembros de la comunidad LGBTI que estuvieron presentes como activistas en los 90 y murieron por diversas razones.

El acto finalizó con la entrega de un diploma para reconocer la labor que han realizado a favor de las futuras generaciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (5)