24 de marzo de 2015 18:24

Ecologistas denuncian malas condiciones de vida de una orca en el Acuario de Miami

Lolita es una orca de seis metros de largo que pesa un poco más de 3 200 kilos y ha vivido en el Acuario de Miami por cuarenta años. Foto: Wikicommons.

Lolita es una orca de seis metros de largo que pesa un poco más de 3 200 kilos y ha vivido en el Acuario de Miami por cuarenta años. Foto: Wikicommons.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

Grupos defensores de animales denunciaron hoy 24 de marzo las malas condiciones que padece la orca Lolita en el Acuario de Miami (EE.UU.) y reclamaron ante una corte judicial que se retire al recinto la licencia federal de exhibiciones.

La organización Personas a favor del Trato Ético a los Animales (PETA) apeló un fallo de una corte que desestimó en 2014 una demanda en la que el grupo cuestionó que la ballena vive en un estanque muy pequeño, de 24,4 metros de largo y 18,3 metros de ancho, sin compañía de otra ballena ni sombra.

PETA y otros grupos por los derechos animales han solicitado en la demanda al Departamento de Agricultura de EE.UU. no renovar la licencia del acuario sin tener en cuenta sus denuncias sobre maltrato animal.

Sin embargo, abogados del acuario y del Departamento de Agricultura expresaron hoy en la corte en Miami que no es requisito para la renovación de las licencias la revisión de estas denuncias sobre estándares de bienestar de los animales.

La ballena, de 6 metros de largo, es la única en el acuario y comparte un espectáculo con un grupo de delfines. Los ecologistas mantienen una batalla legal contra el acuario que busca la liberación de Lolita y la eventual reunión del animal con su familia en su entorno natural en el estado de Washington.

Sin embargo, el Acuario de Miami ha insistido que Lolita está en buenas condiciones, que no está a la venta y que no será puesta en libertad dado que el animal no sobreviviría en la naturaleza salvaje.

Lolita, capturada en 1970 en la región de Puget Sound, en el estado de Washington, fue incluida este año por las autoridades federales en la lista de animales protegidos, como lo está su familia desde hace varios años.

La orca fue una de las siete ballenas asesinas capturadas ese año y que luego fueron vendidas a empresas dedicadas a las atracciones marinas en Estados Unidos, entre ellas el Parque Acuático de Miami, ubicado en el Cayo Vizcaíno del sur de Florida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)