Ecología y diseño temático en un hotel boutique

La habitación cebra es un espacio dedicado a los jóvenes. El techo y las paredes tienen texturas de la piel del animal. Foto: Glenda giacometti / El Comercio.

La habitación cebra es un espacio dedicado a los jóvenes. El techo y las paredes tienen texturas de la piel del animal. Foto: Glenda giacometti / El Comercio.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Dalia Montalvo. Redactora (I)

El diseño interior de las 51 habitaciones del Hotel Mary Carmen, en Ambato, se basó en un libro. Los pisos, las suites, los pasillos y el ‘spa’ tienen temáticas distintas.

Elisa Quiroga, la artífice del trabajo, cuenta que la decoración del hotel es temática. “El Rinoceronte es un texto de superación personal que resalta el poder, la fuerza y su relación con el éxito. Por eso hay un piso dedicado a ese animal. Pero también existe otro que resalta al tigre; y otro a la cebra. El último es diferente porque es del Ambato tradicional. En este se ubica la suite presidencial, que cuenta con piso climatizado.


El ingeniero Juan Carlos Naranjo explica que esta clase de servicios se logra con un sistema de serpentín de cobre, que se activa con un dispositivo de control que calienta la temperatura de la cerámica hasta los 18 grados centígrados.


Quiroga agrega que hace dos años el edificio recibió el premio Perla del Pacífico 2013, por ser el único hotel temático del centro del país. “Tenemos 51 habitaciones y cada una tiene un diseño único. Además, es un hotel boutique que permite a los clientes adquirir los objetos que se exhiben en el lugar”.


César Córdoba es uno de los clientes frecuentes. Este arquitecto afirma que el lugar cuenta con la tecnología de última generación. “Sé que tiene una mención ecológica por todo el sistema de electroválvulas que está instalado.

Con este método se controla el uso de luz y de agua para evitar gastos innecesarios”.
Dentro de la oferta se incluyen las habitaciones familiares. Estas permiten que los padres permanezcan conectados con sus hijos sin que estén en el mismo espacio. También están las suites ejecutivas, que guardan las características de privacidad y silencio que la tipología.


En el piso de la cebra está el área recreativa. “Es el sitio del hotel más rayado. Hay habitaciones con manzanas en el techo, mariposas en las paredes, árboles en medio del cuarto...”, dice Quiroga.


Para el rinoceronte, la zona es más amplia. La habitación principal tiene una figura de fibra de vidrio que, incluso, bota humo por la nariz.


En la planta baja, el ‘spa’ también tiene una decoración especial caracterizada por las plantas ornamentales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)