21 de agosto de 2017 11:01

Siga estos consejos de seguridad de la NASA para ver el eclipse solar

Mirar directamente al Sol durante un eclipse puede dañar su visión, por lo cual es recomendable que el usuario utilice gafas especiales para eclipses.

Imagen referencial. Mirar directamente al Sol durante un eclipse puede dañar su visión, por lo cual es recomendable que el usuario utilice gafas especiales para eclipses. Foto: Pixabay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 2
Redacción Elcomercio.com

Ecuador forma parte de los países que podrán observar el eclipse de Sol de este lunes 21 de agosto de 2017. Desde Quito, el evento astronómico podrá ser observado desde las 13:57. Si usted planea observar el eclipse tome en cuenta estas recomendaciones de seguridad emitidas por la NASA.

Mirar directamente al Sol durante un eclipse puede dañar su visión, por lo cual es recomendable que el usuario utilice gafas especiales para eclipses. El único momento seguro para ver el eclipse sin protección, asegura la NASA, es cuando llega a la fase de eclipse total. Esto, sin embargo, no se podrá apreciar desde Ecuador, sino únicamente en algunas locaciones de Estados Unidos.

Las gafas o filtros solares están específicamente diseñados para la observación astronómica. Es por esta razón que no se deben utilizar lentes oscuros comunes, pues transmiten al ojo humano miles de veces más luz solar que los filtros.

Para utilizar las gafas especiales, la NASA recomienda inspeccionarlas antes. Si están rayadas o rotas parcialmente, lo recomendable es descartarlas. No se debe remover el filtro de los ojos mientras se está mirando directamente al Sol. Si quiere sacarse los lentes, debe mirar primero hacia otro lado.

No mire directamente al Sol con el lente de una cámara de fotos o video, binoculares o un telescopio, si es que no cuenta con filtros solares para dichos lentes. De igual manera, aunque tenga las gafas especiales, no utilice estos instrumentos ópticos sin un filtro especial que se adapte a estos lentes, pues los rayos de sol concentrados pueden echar a perder los lentes solares y llegar directamente a sus ojos.

La NASA recomienda también el uso de cualquier filtro solar que cumpla con el estándar de fabricación ISO 12312-2. Siempre y cuando no se rompan, se los puede reutilizar cuantas veces sea necesario.

En ocasiones, algunos modelos tienen escrito que no se debe mirar directamente al sol por más de tres minutos, en cuyo caso lo recomendable es seguir las instrucciones de la marca.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)