14 de October de 2014 20:25

Ecuador aún define plan frente al ébola

El Ministerio de Salud trabaja en un plan de preparación y respuesta frente a la epidemia mundial del ébola. Foto: EFE

El Ministerio de Salud trabaja en un plan de preparación y respuesta frente a la epidemia mundial del ébola. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 17
Sorprendido 1
Contento 0
Nancy Verdezoto, Andrés García y Elena Paucar  (I)
sociedad@elcomercio.com

A pesar de la alarma mundial por la epidemia del virus ébola que crece peligrosamente, el país todavía trabaja en la elaboración y definición de un plan de “preparación y respuesta” frente a la enfermedad.

Según un boletín de prensa del Ministerio de Salud, que fue emitido la noche del lunes (13 de octubre), este programa “está sujeto a las actualizaciones emitidas periódicamente por la OMS”. Sin embargo, no ha habido ninguna puntualización y difusión completa respecto de cómo se aplicará este plan.

Las medidas que se han tomado por ahora incluyen la compra de trajes especiales para evitar contagios en el personal de respuesta urgente, la instalación de áreas específicas de aislamiento en dos hospitales del país y los controles en aeropuertos, que aún no se implementan al 100%.

Los trajes se han distribuido en las ciudades fronterizas, y en Quito y en Guayaquil, para tratar cualquier posible amenaza que llegue al país. En esas dos ciudades también se determinaron dos áreas en el Hospital Pablo Arturo Suárez de la capital, y en el Hospital de Infectología del Puerto Principal, para recibir a cualquier posible paciente sospechoso.

Estas zonas todavía están en proceso de ser implementadas y no se conoce cuándo empezarán a funcionar. Un trabajador del Pablo Arturo Suárez dijo que esta área especial estará en un perímetro alejado del resto de pacientes y que se adecuará para garantizar un tratamiento adecuado, según los parámetros que ha establecido la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En cambio, en el Hospital de Infectología no se quiso dar ninguna información sobre el funcionamiento y diseño del espacio de aislamiento, porque no tienen autorización del Ministerio de Salud.

En principio se había definido que sea el Hospital Naval en Guayaquil el que se encargue de tratar a los posibles casos de ébola, pero ayer, 14 de octubre, les llegó un comunicado de la Cartera de Estado, según informó una fuente del lugar, en la que se les informaba que esa tarea sería asumida por la otra casa de salud.

Este Diario pidió hace dos días información detallada al Ministerio sobre el protocolo completo de prevención y de reacción ante esta epidemia, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

En el boletín de prensa solo se informó que “se realizarán pruebas de laboratorio (el Instituto Nacional de Salud Pública e Investigación, Inspi, está preparado), si se presenta un posible caso que haya desarrollado síntomas (los exámenes de laboratorio solo son posibles tras la aparición de síntomas)”, es decir a los 21 días de haberse producido el contagio.

Además, “se manejarán estrictas normas de precaución, limpieza, desinfección, protegiendo la salud de los pacientes y del personal de salud”.

Sin embargo, hasta el momento se ha evidenciado que los protocolos usados en otros países, como en Estados Unidos y España, no han sido tan efectivos, porque ya se han producido dos contagios. Estos son los que fueron avalados por la
OMS y por organismos europeos de salud.

Esto ha despertado el temor en distintas partes del mundo, por la velocidad con la que se produce la epidemia y la poca respuesta al respecto. Según la OMS, podría haber entre 5 000 y 10 000 nuevos casos semanales de ébola, en lugar de los 1 000 que ahora se producen.

Basándose en la hipótesis de trabajo, el subdirector general de la OMS, Bruce Aylward, estimó que el número de nuevos casos de personas infectadas podría pasar a ser entre 5 000 y 10 000 semanales, a principios de diciembre, según estimaciones que se han realizado.

Según los últimos recuentos relativos a la epidemia, 8 914 personas contrajeron la enfermedad, de las cuales 4 447 murieron, indicó el funcionario.

Para la OMS, el número de casos reales sería 1,5 veces superior al registrado en Guinea, dos veces superior en Sierra Leona y 2,5 veces superior en Liberia.

Por ello, se ha tornado urgente establecer los mecanismos de control y prevención frente a este tema. Hoy está previsto que el Ministerio de Salud, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y Unicef brinden una rueda de prensa sobre la “situación internacional y nacional de la transmisión, principales síntomas, diagnóstico y medidas de preparación” frente al tema.

Unas de las primeras medidas que se tomaron frente a este tema fue el establecimiento de los controles en los aeropuertos, al igual que lo han hecho en otros países. Pero no se ha restringido el ingreso de personas que viajen desde África, en donde la epidemia está desbordada.

Salud informó que se han aplicado unos parámetros para la detección de casos: trabajo en “colaboración con personal de establecimientos de salud, aeropuertos y otros puntos de entrada al país; búsqueda de toda persona que haya tenido contacto con el virus ébola 21 días antes”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)