20 de febrero de 2016 00:00

Las ultradelgadas son una tendencia en duchas de baño

La forma como cae el agua de la regadera FV es reforzada por un restrictor que optimiza el chorro.

La forma como cae el agua de la regadera FV es reforzada por un restrictor que optimiza el chorro. Foto: Cortesía FV

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Víctor Vizuete

Los tiempos que las tinas estaban adaptadas a las altas y espaciosas habitaciones que conformaban las casonas están muy lejanos.

Esas bañeras antiguas eran unos verdaderos armatostes, casi siempre de hierro o cerámica, que pesaban cerca de dos quintales.

Con la paulatina disminución de los espacios habitables y las innovaciones tecnológicas y sanitarias tomaron preponderancia las duchas que, si bien siempre existieron, estaban relegadas a los grupos con menos recursos.

En la actualidad, las duchas son elementos esenciales del cuarto de baño moderno y una armónica síntesis de funcionalidad, innnovación y estética.

Ese es el caso de las duchas ultradelgadas y ecoamigables que presenta en el mercado nacional Franz Viegener (FV).
“Una ducha gasta, en promedio, entre 15 y 20 litros de agua por minuto, mientras que los restrictores de caudal que han sido incluidos en estas duchas reducen el consumo a 9,5 litros/minuto; sin disminuir la calidad del chorro”, menciona Carlos Proaño, gerente de Marketing de FV.

Esto significa un ahorro de agua de entre el 30 y el 50% con respecto al sistema de ducha tradicional. Las duchas ultradelgadas pertenecen al catálogo de productos FV de acero inoxidable, explica Rubén Dávila, gerente de Grifería de esta empresa. Existen dos modelos en el mercado: redondas y cuadradas.

Los espesores de las duchas varían entre uno y dos centímetros. Las cuadradas tienen dos dimensiones: 30 x 30 cm y 40 x 40 cm. Las redondas, asimismo, son de 30 o 40 cm de diámetro. Cualesquiera de estas regaderas, asimismo, se acoplan a cualquier grifería y brazo de ducha de FV, pues sus ajustes son estándares.

Todas las duchas han sido elaboradas bajo estrictos estándares de calidad que certifican la durabilidad de las mismas. El acabado está garantizado de por vida, explica Dávila y, como poseen un sistema de autolimpieza su mantenimiento es sencillo: basta pasar un ligero trapo húmedo.

Los precios varían entre los USD 110, de los modelos más sencillos, hasta USD 230, de los más elaborados y con ‘full’ equipo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)