31 de octubre de 2015 00:00

Un dron revela la cartografía de Portoviejo

Las fotografías se toman desde cerca de 150 m. La idea es mejorar la recaudación de impuestos por viviendas no declaradas. Foto: Cortesía Municipio de Portoviejo.

Las fotografías se toman desde cerca de 150 m. La idea es mejorar la recaudación de impuestos por viviendas no declaradas. Foto: Cortesía Municipio de Portoviejo.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Patricio Ramos
Redactor (I)

Desde hace 15 días, cuando empezó a volar el dron sobre la zona urbana de Portoviejo, los técnicos del departamento de Desarrollo Territorial (DT) del Municipio de la capital manabita nunca pensaron lo que se descubriría a través de las fotos aéreas que tomó este artefacto.

Se detectaron 690 construcciones nuevas que no estaban registradas, comenta Patricio Vélez, director del DT. Sin la ayuda del aparato era misión imposible detectar las edificaciones. Había casos de propietarios que solo pagaban impuestos por el predio y no por la construcción, el dron reveló esa información.

Con los datos en la mano, cuatro técnicos de DT visitaron predio por predio y comunicaron de las novedades a los propietarios. Ellos desde 2016 deberán pagar el valor real de acuerdo con la propiedad y los metros cuadrados de construcción que existan en cada caso.

Según Vélez, el Municipio de Portoviejo es el primero en el país en haber adquirido un dron cartográfico. Esto demandó una inversión de USD 35 000. Pero en apenas 11 días de haber levantado vuelo y tras haber fotografiado ciertos lugares de la zona urbana de la capital manabita, el Municipio recaudará para sus arcas USD 25 000 más en impuestos, que no eran pagados.

El dron, de fabricación Suiza, levanta vuelo después de ser programado desde un computador situado en tierra.
Se le proporcionan las coordenadas y vuela por sí solo. A pesar que vino equipado con un control remoto no se lo utiliza, el pequeño aparato volador, de 45 centímetros entre ala y ala, despega y aterriza sin ayuda del hombre.

Está equipado con una cámara de 18 megapíxeles, puede volar hasta 300 metros de altura, pero sus dos operadores no rebasan los 150 metros. Para que las maniobras de vuelo sean seguras, el Municipio capacitó sobre el manejo del equipo a sus técnicos y, además, en las charlas estuvieron presentes personal del Ejército y la Policía quienes realizan vuelos de helicópteros en la zona.

Cuando el aparato sale a ‘trabajar’ se comunica tanto a la Policía como al Ejército para que tomen las precauciones necesarias. La idea es no interferir en las actividades de esas entidades con sus aeronaves, afirmó Vélez. El objetivo del Municipio es tener hasta el 2016 unos 104 000 predios registrados, casi el doble de lo que había a inicios del 2015, con apenas 65 000 censos.

El dron también es utilizado para realizar sobrevuelos en busca de asentamientos irregulares. Detectó que 53 familias estaban viviendo en sitios de riesgo; ellas serán reubicadas y las casas frágiles fueron destruidas.

Para buscar información en torno a las riveras de ríos y laderas, el Municipio comprará dos drones de menor capacidad, cuyo costo individual es de USD 5 000. La meta de los técnicos de DT es cartografiar las 6 000 hectáreas del área urbana de Portoviejo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)