29 de agosto de 2015 00:00

Las camas todo en uno optimizan los dormitorios

Los modelos más demandados ubican el área de estudio (escritorio) debajo de la cama. Fotos: Cortesía Maderarte y Maderitas

Los modelos más demandados ubican el área de estudio (escritorio) debajo de la cama. Fotos: Cortesía Maderarte y Maderitas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 14
Redacción Construir
(I)

En apenas cuatro días, los niños deberán lidiar otra vez con las no tan queridas madrugadas: un nuevo año lectivo se iniciará en la Sierra y en la Amazonía.

Pero ¿cómo ilusionar a los pequeños de cara a las clases? Con la compra de mobiliario nuevo, que les acompañará durante sus tareas escolares.

En la actualidad, los diseños integrales gozan de mucha aceptación, tanto entre los niños como entre adolescentes.
Edith Pauker, de Maderarte, explica que estos combinan camas con escritorios, estanterías, cajoneras… La intención principal es optimizar espacio de una manera creativa.

Uno de los modelos más versátiles de esta firma cuenta con un escritorio amplio, dotado de estanterías para organizar libros y tres cajones laterales.

Posee una cama de plaza y media desplazable. Es decir, se la guarda totalmente para dar mayor espacio a la habitación. Según Pauker, el 90% de este tipo de mobiliario es trabajado bajo necesidad del cliente.

Este mobiliario incluye escritorios, libreros, estanterías… También se elaboran por pedido. Fotos: Cortesía Maderarte y Maderitas.

Este mobiliario incluye escritorios, libreros, estanterías… También se elaboran por pedido. Fotos: Cortesía Maderarte y Maderitas.

Maderarte fabrica sus ideas con tableros de seike. El acabado lleva laca sin tóxicos; por el bien de los niños. La cerrajería es importada. Cuando pida estos dormitorios recuerde que, según normas técnicas, la altura entre el suelo y la cama alta deber tener -en promedio- 150 cm.

Una buena forma de aprovechar un lugar al máximo es colocar una escalera de acceso lateral, que contenga varios cajones o estanterías. Pauker agrega que el mueble debe ser práctico y cómodo, que permita organizar todos los útiles, libros y materiales de trabajo.

En Aserrín Aserrán, los combinan no solo con escritorios; también poseen muebles para televisión y equipos de reproducción. Siempre y cuando haya suficiente amplitud.
Son una especie de minicentros de entretenimiento, asegura Fabricio Herrera, gerente propietario de este negocio.

Cuando la dimensión es muy pequeña, lo mejor es ‘acoplar’ el escritorio con un librero en la parte inferior.  De esa manera, la cama queda situada sobre el área de ­estudio o viceversa.

Estos diseños, también llamados todo en uno, requieren de un espacio mínimo -dice Herrera- de 1,30 m de ancho por 2,10 m de largo. La altura del techo debe bordear los 2,10 m.

El producto puede incluir módulos para colocar decorativos como juguetes, fotografías, adornos a gusto personal. Los modelos de esta empresa, por lo general personalizados, son hechos de seike combinados con fibropaneles y melamina.

Pueden incluir iluminación funcional y decorativa de tipo LED.
Los acabados varían entre envejecidos, naturales o matizados al horno con pinturas suizas, hechas a base de agua. En Dulces Sueños optaron por una madera sólida como el laurel, lo que, según Paulina Guamán, miembro del taller, aumenta en un gran porcentaje la resistencia y durabilidad.

Las pinturas utilizadas prescinden de elementos tóxicos que puedan dañar la salud de los infantes. El modelo más demandado consiste en una litera con 10 gavetas. Incluye un baúl y un escritorio con tres cajones.

 En Maderitas, su gerente, Eduardo Corella, explica que cuentan con 30 distintos modelos de mobiliario multifuncional. Estos son trabajados en MDF acoplado con madera de bosques reforestados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)