19 de marzo de 2016 00:19

Dormir bien es un sueño alcanzable

Los cambios en la rutina diaria pueden afectar al correcto descanso a la hora de dormir. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

Los cambios en la rutina diaria pueden afectar al correcto descanso a la hora de dormir. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 9
Paola Gavilanes
pgavilanes@elcomercio.com

Con poca acogida se celebró el viernes 18 de marzo el Día Mundial del Sueño, una fecha instituida por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (WASM) en el 2008 y que según la Sociedad Española del Sueño fue creada para mostrar a los ciudadanos su importancia y para concienciar a la sociedad de que los trastornos del sueño tienen una alta prevalencia y que son tratables en la mayoría de las ocasiones. Este año el lema elegido fue: dormir bien es un sueño alcanzable.

La recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es la de dormir entre cuatro y seis horas al día. Según Gastón Rodríguez, neurólogo del Centro del Sueño, el promedio de horas es de 8,2 al día. “Pero hay dormilones de cortos y largos períodos”.

Es por eso que aunque lo afirme la Organización Mundial de la Salud, Rodríguez aclara que no existe un mínimo ni un máximo de horas recomendadas. Lo importante para este especialista es cómo se siente la persona con las horas de sueño que suma. “Lo importante es que descanse, y si lo logra en tres horas está bien”.

Un panel de expertos de la National Sleep Foundation, en cambio, dio recomendaciones en función de las edades. Es ideal que los recién nacidos duerman entre 14 y 17 horas al día, mientras que los adolescentes: 10,08 horas.

Esa breve pausa en la vida de todos los seres humanos, según el especialista, es fundamental para recuperar energía y reponerse física y mentalmente después de un día de trabajo, estudio o actividad física. Privarse de ese placer podría generarle, decaimiento, irritabilidad.
 
Conscientes de la importancia del sueño, la Asociación Mundial de Medicina del Sueño recomienda un decálogo con las normas de higiene del sueño, importantes para preservar la calidad y cantidad del mismo.

El decálogo de la higiene de sueño

1.- Fijar una hora para ir a dormir y para despertarse.
2.- Limitar las siestas diurnas a 30-45 minutos.
3.- Evitar el alcohol excesivo 4 horas antes de ir a dormir y no fumar.
4.- Evitar la cafeína 6 horas antes de dormir. Esto incluye café, té y muchas bebidas de soda, además del chocolate.
5.- Evitar alimentos pesados, picantes o azucarados 4 horas antes de ir a dormir. Es aceptable un ligero aperitivo antes de ir a la cama.
6.- Hacer ejercicio de forma regular, pero no justo antes de ir a dormir.
7.- Usar un sistema de descanso cómodo.
8.- Encontrar una temperatura confortable para dormir y tener la habitación bien ventilada.
9.- Bloquear todo ruido que distraiga y eliminar la luz tanto como sea posible.
10. Reservar la cama para el sueño y el sexo. No utilizar la cama como oficina, lugar de trabajo o recreacional.

De acuerdo con datos de la Asociación Mundial de Medicina del Sueño se calcula que un tercio de los pacientes buscan ayuda para tratar los males del sueño.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (7)