23 de mayo de 2017 18:49

Trump propone recortes a programas climáticos, humanitarios y de salud

La primera propuesta presupuestaria del presidente de EE.UU., Donald Trump, incluye profundos recortes a programas. Foto: EFE.

La primera propuesta presupuestaria del presidente de EE.UU., Donald Trump, incluye profundos recortes a programas. Foto: EFE.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

La primera propuesta presupuestaria del presidente de EE.UU., Donald Trump, incluye profundos recortes a programas de ayuda humanitaria, de salud global y de combate al cambio climático, además de reducir en más de un 50 % la contribución estadounidense a las misiones de paz de la ONU.

La propuesta del presupuesto para el año fiscal 2018, presentada hoy (23 de mayo de 2017) y que con toda probabilidad será modificada por el Congreso antes de su aprobación, contempla un recorte del 29 % en los fondos para el Departamento de Estado, que contrasta con el aumento del 10 % en la financiación para el Departamento de Defensa.

"Este presupuesto refleja la filosofía del presidente (Trump) de América Primero, que da prioridad al bienestar de los estadounidenses y fortalece la seguridad nacional de EE.UU.", dijo el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, en un comunicado.

De aprobarse este presupuesto, el Departamento de Estado y la Agencia estadounidense para el Desarrollo Internacional (Usaid, en inglés) recibirían USD 37 600 millones, de los cuales 25 300 millones irían a parar a programas de ayuda exterior.

Estados Unidos contaría con USD 5 300 millones para financiar su ayuda humanitaria en todo el mundo, un recorte del 31 % respecto del año fiscal 2016, con USD 2 400 millones menos.

El presupuesto también propone eliminar un programa de ayuda alimentaria de emergencia para hambrunas en el extranjero, llamado Title II y dotado con unos USD 1 700 millones.

Además, proyecta reducir la asistencia a programas de salud global hasta los USD 6 500 millones, un recorte de alrededor del 25 % en comparación con 2016.

"Aún así, este presupuesto nos permite seguir siendo el donante líder en el mundo para esfuerzos de salud contra el sida y el VIH, la malaria, y la salud materna e infantil", defendió el director en funciones de la oficina de presupuesto de Usaid, Peter Wiebler, en una conferencia de prensa telefónica.

Esos recortes en salud global van en la misma línea de lo propuesto por Trump para las instituciones médicas y de investigación científica dentro de EE.UU., con importantes reducciones a los fondos para el Instituto Nacional de la Salud (NIH), el Instituto Nacional del Cáncer o la Fundación Nacional de la Ciencia.

El presupuesto contempla también un recorte de alrededor del 44% a los fondos para organizaciones internacionales, aunque dice que está por ver cómo se repartirán esas reducciones y aclara que dará prioridad a la financiación para la OTAN.

No obstante, el presupuesto reduciría a menos de la mitad las contribuciones estadounidenses a las misiones de paz de la ONU, que pasarían de los USD 666,4 millones de 2016 a los USD 268,9 millones propuestos ahora.

También eliminaría todos los fondos estadounidenses para los programas de la ONU contra el cambio climático, en particular el Fondo Verde para el Clima, el Fondo de Tecnologías Limpias y el Fondo Estratégico para el Clima.

Los recortes a programas contra el cambio climático también se notarían a nivel doméstico: la Agencia de Protección Medioambiental de EE.UU. (EPA) sufrirá un recorte del 31 % en su presupuesto si el Congreso aprueba esta propuesta, y se quedará en los USD 5 600 millones.

Además, el presupuesto de Trump pondría fin a un programa de la agencia espacial NASA que lanzaba satélites para medir los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera, y eliminaría un plan de 190 millones de dólares para prepararse contra posibles inundaciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)