30 de junio de 2016 16:06

El jueves 30 de junio es el último día para recibir donaciones en el Bicentenario

En el parque Bicentenario se recopila las donaciones para las personas del terremoto en Manabi y Esmeraldas. El trabajo de los voluntarios es fundamental para estas tareas de clasificacion de productos. Keylar Brunes trabaja desde hace 2 meses en este lug

El trabajo de los voluntarios es fundamental para las tareas de clasificacion de productos. Keylar Brunes (der.) trabaja desde hace 2 meses en este lugar. Foto : Galo Paguay / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Isabel Alarcón
Redactora (I)

El centro de acopio del parque Bicentenario recibe hasta hoy, jueves 30 de junio del 2016, los últimos donativos. A las 17:00 partirán más de 20 camiones con 400 toneladas a las provincias afectadas por el terremoto.

Desde mañana el Patronato San José iniciará una segunda etapa de recaudación de ayuda mediante diversas estrategias que serán anunciadas la siguiente semana. Los recursos serán destinados al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Desde la mañana, las actividades no se detuvieron en el Bicentenario. El sitio se llenó de personas quienes de un lado al otro pasaban los productos para armar los kits en el menor tiempo posible. En el ambiente se podía sentir la nostalgia, ya que el voluntariado también llega a su fin.

Juana Dávila demostraba su tristeza mientras armaba las cajas. Ella fue una de las seis mujeres que desde el primer día de apertura del centro formaron parte de la sección víveres.

Estas personas se han convertido en sus amigas y admite que las va a extrañar. El trabajo fue fuerte, cuenta, pero valió la pena. Ahora espera continuar ayudando de otras maneras.

Para Andrea Arteaga el haber participado en esta labor como voluntaria le deja recuerdos gratos y la satisfacción de haber podido ayudar a quienes más lo necesitaban.

Todavía recuerda cómo, tras enterarse de la tragedia, acudió al siguiente día al Bicentenario para empezar con las labores. Alrededor de 12 horas al día dedicó durante más de dos meses a cargar paquetes y armar los kits.

Pero este no es el fin, dice Arteaga. Desde la próxima semana, junto a otros compañeros voluntarios, viajará a Pedernales por tiempo indefinido para ayudar a las víctimas.

Allí, realizarán actividades para entretener a las familias. “Es la oportunidad de estar con las personas a las cuales durante todo este tiempo ayudamos desde acá”, dice la joven de 26 años.

Ella es parte del grupo autodenominado “Los Paúles”, integrado por los voluntarios que acudieron al centro desde el día en que este abrió. El nombre, cuentan, se les ocurrió cuando realizaban un grito de guerra para motivarse mientras realizaban las labores. Eran los primero en llegar y los últimos en irse.

Todos los voluntarios recibirán un homenaje la tarde del jueves 30 de junio, donde se despacharán los últimos donativos con la presencia del alcalde de Quito, Mauricio Rodas y la directora del Patronato San José, Maria Fernanda Pacheco.

El acto es gratuito y está abierto al público. Como parte de las actividades se presenta el programa Melodía e Inclusión con un coro conformado por niños con discapacidad.

Quienes deseen pueden llevar sus donaciones, empacadas en una funda, para que sean parte de los últimos camiones que partirán a la Costa ecuatoriana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)