19 de mayo de 2017 15:44

El documental como continuidad de la memoria

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Fernando Criollo
Redactor

Eduardo Crespo está convencido de que el cine puede operar como un antídoto contra el olvido. Esa es la tesis que lo condujo a la producción de ‘Crespo’, el documental que presenta como parte de la programación de la 16 edición del Festival Encuentros del Otro Cine (Edoc).

Esta es una de las 88 películas que estarán en cartelera hasta este domingo 21 de mayo, en cines y centros culturales de Quito y Guayaquil.

Durante su visita en Quito, como uno de los invitados internacionales al festival, el cineasta argentino habló sobre el proceso de construcción de una historia personal, en la que se van revelando tópicos universales, que se configuran como el punto de encuentro con el espectador.

El filme se deriva de otro proyecto audiovisual que quedó inconcluso tras la repentina muerte de su padre, un veterinario avícola. Juntos habían planeado filmar una película sobre Crespo, el pueblo de donde provienen, localizado en la provincia de Entre Ríos. Llegado el momento, el cineasta decidió retomar la producción, pero ahora planteada como un ejercicio en el que busca mantener viva la memoria de su padre.

Ante la falta de registros fílmicos familiares, Crespo recurre a la resignificación de lugares y objetos que directa o indirectamente hablan de su padre. Incluso el humor que se maneja en el filme aparece como otro signo de presencia, al ser un rasgo con el que el director identificaba a su padre. El propio cineasta con su relato y su presencia también se convierte otra pincelada de ese retrato íntimo y personal.

A Crespo le tomó tres años en completar la producción. Un tiempo, dice, que puso a prueba su capacidad perceptiva y de control sobre una obra que partió de la intuición y se fue escribiendo en el camino. En el camino, también se apoyó en el trabajo y la mirada externa de varios colegas, que aportaron en la realización.

Pero de este viaje introspectivo, también surgió una serie de inquietudes y reflexiones sobre la muerte, la identidad o la ausencia. Temas que convierten una historia personal en un diálogo colectivo. De la experiencia de este proyecto, que es su segundo largometraje, Crespo asegura que salió fortalecido y con la certeza de que el cine tiene un efecto sanador capaz de darle continuidad a la memoria.

‘Crespo’ es parte de la sección Asuntos de familia y tendrá una proyección más, el sábado en Flacso Cine (20:00). El director argentino estará presente para compartir con el público su experiencia en la realización de esta cinta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)