12 de abril de 2016 11:15

Desarrollan un dispositivo que obtiene energía de las vibraciones ambientales

Un dispositivo, que consigue convertir las vibraciones del ambiente en energía, es una nueva invención del Instituto de Microelectrónica de Barcelona.

Foto referencial. Un dispositivo, que consigue convertir las vibraciones del ambiente en energía, es una nueva invención del Instituto de Microelectrónica de Barcelona. Foto: Pixabay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE

Un dispositivo menor que una moneda de un centavo puede obtener energía de las vibraciones ambientales y alimentar sensores o aparatos de poca potencia, según explicaron los científicos que lo han desarrollado, del Instituto de Microelectrónica de Barcelona (IMB-CSIC), este 12 de abril del 2016.

Las vibraciones y el movimiento en general liberan energía que puede ser captada si se acoplan, a aquello que se mueve, generadores con baterías secundarias o condensadores que almacenen la energía.

Esta es la idea que impulsaba el proyecto europeo Sinergy en el que ha trabajado el IMB y que ha dado como uno de sus resultados un pequeño dispositivo, basado en un generador piezoeléctrico, que captura la energía de las vibraciones.

El dispositivo, ya patentado, se puede fabricar a gran escala con la actual tecnología de silicio, y ha sido diseñado para reducir las pérdidas y para facilitar su integración con otros dispositivos electrónicos.

El dispositivo es capaz de obtener energía de los movimientos mecánicos generados por el ambiente, según explicó el investigador del IMB Gonzalo Murillo, que ha liderado el desarrollo.

Según Murillo, el dispositivo puede obtener energía de vibraciones de muy pequeña intensidad, como las presentes en todo tipo de maquinaria, ambientes industriales, edificios, puentes, vehículos, ventanas cercanas a ambientes ruidosos o en definitiva, muchos de los objetos que nos rodean.

"Se trata de vibraciones que la mayoría de las veces no notamos, resultan incluso casi imperceptibles cuando ponemos la mano sobre dichos objetos. El dispositivo puede trabajar con vibraciones de muy baja amplitud", aseguró.

Para ello, el dispositivo ha sido diseñado para ajustarse a la frecuencia de las vibraciones de las que obtendrá la energía, en función de la aplicación.

A dicha frecuencia, entra en resonancia, aumentando la amplitud de vibración en varios órdenes de magnitud y permitiendo captar dicha energía mecánica mediante el efecto piezoeléctrico.

Murillo ha destacado que por su pequeño tamaño y su facilidad de integración puede acoplarse con prácticamente cualquier sensor.
"Además, la posibilidad de integrar un circuito de gestión de potencia nos permite obtener un microgenerador completo en un único chip de unos milímetros cúbicos", remarcó el investigador. Actualmente existen innumerables aplicaciones que incorporan sensores de diferentes tipos.

Sensores de presión en los pulsímetros que llevan los corredores o dentro de los neumáticos de vehículos; de aceleración en los teléfonos móviles; de temperatura o de humedad, en las casas; médicos miniaturizados; de gases en ambientes industriales o de temperatura en cocinas inteligentes.

Y los científicos auguran que en la próxima década existirán en la red global billones de sensores, mientras que el concepto del Internet de las cosas (IoT) permitirá interconectar todos estos sensores que nos rodearán en nuestro día a día, y hará posible la creación de ambientes y ciudades inteligentes (Smart Cities).

Extraer energía del ambiente para alimentar esta inmensa red de sensores es la solución que ofrece este dispositivo y el objetivo principal del proyecto Sinergy, según Murillo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)