7 de November de 2014 21:01

La dislexia se detecta en los primeros años de escolaridad

Un 80% de las personas que sufren un trastorno de aprendizaje tienen dislexia. Foto: Freeimages.com.

Un 80% de las personas que sufren un trastorno de aprendizaje tienen dislexia. Foto: Freeimages.com.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 6
Redacción Sociedad

La dislexia es un problema que afecta al 80% de personas que sufren un trastorno de aprendizaje, según las estadísticas del Instituto de Salud de Estados Unidos. Es por esto que cada 8 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Dislexia para promover un tratamiento oportuno.

Según Paola Beltrán, psicóloga educativa, la dislexia se puede detectar cuando el menor empieza con el proceso lector. En este punto los padres podrán notar falencias en la lectura o escritura.

En una tomografía por lo general no se hace evidente este problema, explica Beltrán, por lo que es necesario realizar tests neuro psicológicos donde se puede ver las alteraciones en las neuronas.

Por ejemplo, cuando el niño está en segundo grado se puede evidenciar ya que se empieza a “comer las letras”, no escribe recto o confunde la organización en una palabra. Algunos precedentes de que existe dislexia es cuando tienen complicaciones en diferenciar el sonido o forma de letras semejantes como la “d” con la “b”.

También producen sustituciones ya que cambian de una posición a otra las letras que están cerca o pueden darse traslaciones donde colocan al final una letra que está al comienzo de la palabra.

La lectura arrastrada, es otro de los indicios como lo explica la psicóloga, o puede producirse una lectura amnésica que es cuando el niño no lee.

Para no confundir la dislexia con otros trastornos, es importante medir el coeficiente intelectual del niño. Si está debajo de lo parámetros normales significa que tiene un trastorno general del aprendizaje, por otro lado, si esta dentro de los niveles, puede ser un menor disléxico.

Según un informe de la Universidad Abierta de Catalunya, entre un 5% y 8% de los niños en educación primaria y secundaria pueden mostrar dislexia. Además, explica que esto conlleva trastornos emocionales como depresión infantil, baja autoestima, estrés o ansiedad.

Llorenz Andreu, director del Máster Universitario de Dificultades de Aprendizaje y Trastornos del Lenguaje de este establecimiento, afirma que la dislexia no se cura pero mediante una “intervención oportuna” puede mejorar la velocidad de lectura hasta niveles funcionales.

Beltrán coincide en este punto ya que explica que las terapias “forman un puente” que permite habilitar las neuro funciones a través de ejercicios específicos de atención, procesos de lectura, escritura y estimulación motora.

También resalta que es importante que los padres tengan en cuenta que es un proceso largo que puede durar entre seis meses a un año para que el niño pueda adquirir las habilidades de lectura. ​

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)