31 de octubre de 2014 21:57

El diseño de modas se fusiona con la ciencia

Varias formas y tamaños de perlas ayudaron a relatar diferentes texturas y etapas del biofilm.

Varias formas y tamaños de perlas ayudaron a relatar diferentes texturas y etapas del biofilm.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Ana Veintimilla Redactora (I)
abveintimilla@elcomercio.com

Bacterias, in fecciones y microorganismos son elementos raramente considerados dentro de la industria de la moda. Pero las ciencias y el arte se juntan cada vez más. Desde aparatos electrónicos –como circuitos- que se cuelan entre trajes de la pasarela, hasta hologramas en vestidos de personalidades como Angelina Jolie, las investigaciones científicas se acercan cada día a la moda.

La ciencia se aproxima a la pasarela desde el principio básico que es la inspiración; así trabajaron el científico y estudiante de doctorado en microbiología Pablo Rojas y la estudiante de diseño de modas Sherry Chang.

Un ecuatoriano y una taiwanesa juntaron sus especialidades para elaborar un vestido que quedaría finalista en la competencia Descience, en EE.UU., misma que busca vincular a la moda con las ciencias. Para ambos ha sido más importante el proceso, pues el producto final es un reflejo de la importancia que existe en el trabajo interdisciplinario.

El biofilm sirvió como inspiración para el traje final, estas son comunidades de bacterias que viven sobre superficies tanto inertes como orgánicas y vivas que forman matrices. El biofilm se puede encontrar dentro del cuerpo humano e incluso pueden llegar a causar infecciones crónicas.

Para Rojas no es una foto de un biofilm hecho vestido. Se puede comprender el trabajo en varios niveles, de una forma más metafórica “podemos hablar del biofilm como esta especie de colonización o infección bacteriana que es similar a la moda, que es similar al hecho de que alguien porta algo y de repente todos lo llevan; es infeccioso”, puntualiza Rojas.

Chang aprovechó el concepto para enmarcar un traje que comprendiera la textura y colores del biofilm. “Queríamos que tuviera sentimiento, una historia y que fuera interesante al tacto”, dice Chang. Para lograr transmitir al producto final toda esta carga conceptual, utilizaron esponja y perlas de distintos tamaños. La primera da la textura y forma el movimiento del biofilm. Mientras que las perlas ayudan a mostrar distintas etapas de la comunidad bacteriana.

Un esfuerzo interdisciplinario que da muestra de las distintas fuentes de inspiración que dan a la moda mayor fuerza y conceptos de creación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)