23 de diciembre de 2015 14:27

Los directores latinos triunfan en el año de 'Star Wars'

El director mexicano Alejandro González Iñárritu fue el ganador del Oscar a mejor película por su filme 'Birdman'. Foto: Agencia AFP

El director mexicano Alejandro González Iñárritu fue el ganador del Oscar a mejor película por su filme 'Birdman'. Foto: Agencia AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

Lo de 'Star Wars' es de otra galaxia. Poco se puede decir que no se haya escrito ya sobre esta icónica aventura espacial que en su nueva fase capitanea el director J.J. Abrams y que hará cerrar el 2015 con datos astronómicos.

Lo que sí cabe destacar es que la séptima película de la franquicia no sólo ha vuelto a recuperar esa ilusión que concita un estreno cinematográfico, sino que además ha conseguido rescatar ese fenómeno del cine como experiencia colectiva en una sala, precisamente en tiempos donde ver películas ha dejado de ser dominio de la gran pantalla. Star Wars: El despertar de la fuerza' ha conseguido pulverizar todos los récords en los pocos días que lleva en cartel en todo el mundo. Pero no es la única saga exitosa que revive en 2015.

George Miller rescató para las nuevas generaciones una serie postapocalíptica que convirtió a Mel Gibson en estrella de fama mundial. El australiano recupera la esencia de la saga con 'Mad Max: Fury Road' acoplándose a los nuevos tiempos y entrega el papel principal, el de la heroína, a Charlize Theron, una camionera que junto a Tom Hardy se rebela contra el dominio de los poderosos. Los críticos han aplaudido la gesta.

2015 también ha visto desfilar otros renacimientos como los dinosaurios, esas criaturas que Steven Spielberg convirtió a principios de los 90 en un fenómeno de masas y que ahora deja en manos del director Colin Trevorrow y que, a decir de la recaudación, no fue ninguna mala decisión. Hasta el estreno de 'Star Wars' era la cinta más taquillera del año.

En el capítulo de las grandes producciones, Jennifer Lawrence se despidió de Katnis Everdenn, la heroína de la saga 'Juegos del Hambre' que la catapultó a la fama, y en parte la responsable de que la actriz, ya con un Oscar, se haya convertido en 2015 en la mejor pagada de Hollywood, según la revista Forbes.

Unas franquicias bajan el telón y otras lo suben. Se esperaba con ansia ver en pantalla el éxito editorial '50 sombras de Grey' y se generó una gran expectación con el estreno, pero la cinta que protagoniza Dakota Johnson cosechó muy pocos elogios.

Y más allá del planeta de las megaproducciones brillan con luz propia otras perlas y, algunas de ellas de origen latino. Ahí está Alejandro González Iñárritu, que tras convertirse en febrero en el primer mexicano en alzar el Oscar a la mejor película con 'Birdman', ahora acaba de estrenar 'The Revenant', la historia de una venganza que seguramente hará desfilar de nuevo al "negro", como le llaman sus amigos, por la alfombra roja de Hollywood.

El cine mexicano vive un momento de efervescencia y 2015 será un año que difícilmente olviden la dupla director-productor que se van alternando Michel Franco y Gabriel Risptein, dos de las miradas más vibrantes del cine mexicano actual. Ambos han conseguido subir al podio de los premiados en los tres grandes festivales del cine en el mundo.

Ripstein, hijo del también director Arturo Ripstein, inauguró el año levantando en Berlín el premio a la mejor ópera prima con '600 millas'. Su productor era Michel Franco. En el Festival de Cannes intercambiaron los papeles y acudió como productor de Franco, que se hizo con la distinción al mejor guión por "Chronic".

Michel Franco volvió a subir al estrado en el Festival de Venecia como coproductor de la venezolana 'Desde Allá', una ópera prima de Lorenzo Vigas y el primer León de Oro latinoamericano en los 72 años del más veterano de los festivales.

Gran parte del éxito de 'Desde allá' reside en el protagonista: el chileno Alfredo Castro, un actor de teatro que ha dado muchas alegrías a su director fetiche en el cine Pablo Larraín. En febrero pasado Larraín conquistó el Oso de Plata Gran Premio del Jurado de la Berlinale por 'El club', con Castro al frente del reparto.

El realizador chileno volvió a fijar su cámara en otro lacerante capítulo de la historia de su país: el encubrimiento que la Iglesia católica hace de sus pedófilos con la historia de un grupo de curas.

Pero estas no han sido las únicas producciones iberoamericanas memorables. El director argentino Santiago Mitre no ha dejado de llevarse premios con 'Paulina', un remake de 'La Patota' que ahora revisita de la mano de Dolores Fonzi.

Además, 'El clan', de Pablo Trapero, ha sido todo un éxito de crítica y público. En España la comedia sigue atrayendo al público y 'Ocho apellidos catalanes', una segunda entrega de la exitosa 'Ocho apellidos vascos' volvió a atraer en masa a los espectadores, aunque también cabe destacar como memorable 'Truman', una historia sobre la amistad que protagonizan dos actores en estado de gracia: Ricardo Darín y Javier Cámara.

Fuera del ámbito hispano hablante, son varios los críticos internacionales que coinciden en colocar 'Carol', el drama lésbico de Todd Haynes, como una de las producciones más sublimes del año con dos actuaciones imperdibles de Cate Blanchett y Rooney Mara.

También 'Spotlight', sobre la investigación periodística que llevó a destapar los casos de abusos sexuales en la Iglesia católica, ha recibido buenas críticas, así como la francesa 'Mustang', de la turca Deniz Gamze.

Y no hay que olvidar la animación, que este año ofreció dos joyitas completamente diferentes: 'Inside Out', una producción de la factoría Pixar que cautivó por su ingenio y sensibilidad, mientras que el siempre iconoclasta Charlie Kaufman borda la banalidad de la existencia de una vida sin sueños en 'Anomalisa', rodada con la técnica stop motion.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)