8 de diciembre de 2016 16:52

Paleontólogos hallan una cola de dinosaurio atrapada en ámbar

Según menciona el artículo, anteriormente se habían hallado fragmentos de alas de ciertas especies de dinosaurios. Sin embargo, esta es la primera vez que se logra encontrar una parte de un esqueleto.

Según menciona el artículo, anteriormente se habían hallado fragmentos de alas de ciertas especies de dinosaurios. Sin embargo, esta es la primera vez que se logra encontrar una parte de un esqueleto. Foto: Current Biology

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 2
Redacción Elcomercio.com

La cola de un dinosaurio que, según se estima, tiene alrededor de 99 millones de años, fue hallada atrapada en ámbar. El descubrimiento lo hizo la paleontóloga china Xing Lida en un mercado donde se comercia con esta piedra preciosa en el norte de Myanmar.

El ámbar está compuesto de resina vegetal fosilizada y, principalmente, proviene de restos de coníferas. En ocasiones, las piedras de este material atrapan burbujas de aire, agua o incluso pequeños seres vivos como insectos o arácnidos. Sin embargo, hallar la cola de un dinosaurio es un descubrimiento que, como aseguran los autores del estudio, “viene una vez en la vida”.

Los vendedores del ámbar pensaron que este traía integrado algún resto vegetal en su interior. Sin embargo, “me di cuenta de que el contenido era un vertebrado, probablemente un terópodo, en lugar de una planta”, aseguró Xing Lida a CNN.

El descubrimiento fue publicado en la revista científica Current Biology en conjunto con el paleontólogo Ryan McKellar del Museo Royal Saskatchwan en Canadá. Según menciona el artículo, anteriormente se habían hallado fragmentos de alas de ciertas especies de dinosaurios. Sin embargo, esta es la primera vez que se logra encontrar una parte de un esqueleto.

El estudio asegura que la morfología tridimensional de los terópodos, hasta el momento, había sido difícil de interpretar por los paleontólogos. Sin embargo, este nuevo descubrimiento podría marcar un nuevo punto de partida ya que “muestra niveles mucho más finos de detalle estructural”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)