2 de enero de 2017 00:00

A la dieta del ecuatoriano le falta fruta

El consumo de fruta es indispensable para el correcto funcionamiento del organismo, previene enfermedades. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

El consumo de fruta es indispensable para el correcto funcionamiento del organismo, previene enfermedades. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Tendencias

Solamente una porción y media de frutas al día consume el ecuatoriano promedio, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut 2011-2013).

Esa cifra preocupa a nutricionistas locales, pues la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es la de consumir entre cuatro y cinco porciones al día: 400 gramos.

De acuerdo con dicho estudio, los niños de entre 1 y 3 años ingieren entre 148 y 153 gramos de fruta al día, mientras que las personas de entre 51 y 60 alcanzan los 171 y 192 gramos.

La ausencia de frutas en la dieta diaria produce, según la nutricionista María José Holguín, debilitamiento, envejecimiento prematuro, alteraciones en el sistema digestivo. “Sucede porque privas al organismos de micronutrientes esenciales”.


El bajo consumo de frutas y verduras también aumenta el riesgo de padecer enfermedades no transmisibles. De acuerdo con un informe publicado por la OMS se estima que en el 2010 unos 6,7 millones de muertes se debieron a un consumo inadecuado de frutas y verduras.


Las frutas, independiente de sus colores, poseen vitaminas, minerales y antioxidantes indispensables para el correcto funcionamiento del organismo. Naranjas y limones, por ejemplo, contienen gran cantidad de vitamina C, mientras que la sandía, kiwis o moras proveen al organismo de vitamina A. 


La uva y cerezas, en cambio, contienen un cóctel de antioxidantes, cuya función es la de retardar los efectos del envejecimiento.
Además, la mayoría de frutas contiene fibra, una sustancia que regula el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento. En esa lista están la pera, manzana, piña y uvas.


Para aprovechar cada una de esas vitaminas y minerales, la nutricionista Sara Mafla recomienda combinar colores y comerlas en su forma natural. Evite los jugos, pues para llenar un vaso requerirá de entre tres y cuatro naranjas.


“Y si tomamos jugo en la mañana y en la tarde estaremos excediéndonos en la cuota diaria”, dice Mafla. Aquello aumenta el riesgo de contraer enfermedades como sobrepeso u obesidad, sobre todo, si mantiene un estilo de vida sedentario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (0)