17 de octubre de 2014 18:27

La RAE actualizará la edición digital del Diccionario en unos tres meses

El académico Pedro Álvarez de Miranda, muestra la 23ª edición del 'Diccionario de la lengua española' de la Real Academia Española. Foto: EFE

El académico Pedro Álvarez de Miranda, muestra la 23ª edición del 'Diccionario de la lengua española' de la Real Academia Española. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
EFE
Madrid

La Real Academia Española actualizará, "en un par de meses o tres", la versión digital del 'Diccionario de la lengua española' para incluir en ella todas las novedades que ofrece la XXIII edición de esta obra de referencia, que ayer (16 de octubre de 2014) se presentó a la prensa en la sede de la RAE en Madrid.

En ese encuentro intervino el director de la Academia, José Manuel Blecua; el secretario de esta institución, Darío Villanueva; el académico director de la obra, Pedro Álvarez de Miranda; el secretario general de la Asociación de Academias de la Lengua Española, Humberto López Morales, y la directora general de Espasa, Ana Rosa Semprún.

Tocaba hablar, sobre todo, del Diccionario en papel, que Espasa publica simultáneamente en los países hispanohablantes con una tirada inicial de unos cien mil ejemplares, la mitad de ellos para América.

En España, según explicó Ana Rosa Semprún, sale en un solo volumen, al precio de 99 euros (USD 126), y en Latinoamérica, "se venderá también en un volumen, pero habrá otra versión de dos tomos, más barata", que costarán el equivalente a 70 euros (USD 89) en cada país.

Desde 2001, fecha en que salió la anterior edición, la RAE ofrece gratis en internet el Diccionario, que recibe más de cuarenta millones de consultas al mes, procedentes de todos los países hispanohablantes, y era lógico que hoy hubiera interés en saber cuándo estará disponible la 23 edición en la red.

Villanueva afirmó que la Academia está preparando ya "la versión que se ofrecerá en la red", que contendrá mejores recursos" para facilitar la navegación en el Diccionario.

Y esperan que "en un plazo de un par de meses o tres" esté lista esa nueva versión. Mientras tanto, continúa disponible la 22° edición del Diccionario, en la que se han ido volcando miles de novedades y de modificaciones en las cinco revisiones que se han hecho a lo largo de estos años.

Blecua confió en que la nueva edición refleje lo que es "el léxico de la lengua española en estos momentos". Y el territorio de esa lengua "es inmenso".

Pero "los diccionarios no se acercan a la realidad, no son fotos de la realidad. Son modelos que construyen los lingüistas" para reflejar le léxico de una lengua, añadió el director.

La edición que se publica ahora es la del tricentenario de la Academia y eso le da un carácter especial. La Academia, recordó Villanueva, fue creada en 1713 para dotar a España de un diccionario que estuviera a la altura de los países de su entorno.

Los fundadores lograron publicar en pocos años el Diccionario de Autoridades, una obra en seis volúmenes que vio la luz entre 1726-1739. Aquel "monumental diccionario" tenía 40 000 entradas.

En 1780, la Academia decidió publicarlo en un solo volumen y sin citas de autores, para facilitar su consulta y en esa decisión está el origen del nuevo Diccionario que llega hoy a las librerías, que tiene 93 000 artículos.

El Diccionario de la Academia "es un fenómeno insólito en la historia del libro", precisamente porque se ha mantenido a lo largo de tres siglos "fiel a sí mismo", aunque se haya ido renovando en cada edición, aseguró Álvarez de Miranda.

La 23° edición cuenta con 5 000 artículos nuevos y 1 350 supresiones, pero lo que realmente da idea del trabajo realizado, en opinión de Álvarez de Miranda, son las 140 000 enmiendas que se han introducido y que afectan a más de la mitad de los artículos.

El Diccionario siempre es mejorable y su director dijo que "todavía hay un cierto lastre de ediciones anteriores" de palabras que se han quedado muy anticuadas y que tienen "un fundamento muy débil".

Pero, antes de quitar esas palabras, habría que terminar el 'Nuevo diccionario histórico de la lengua española' que prepara la Academia.

Humberto López Morales elogió "la entusiasta" colaboración de las Academias americanas en el Diccionario, y lo dijo en presencia de una decena de directores de estas instituciones..

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)