11 de abril de 2015 10:08

Un diagnóstico a tiempo es la mejor forma de ayudar a los pacientes con párkinson

Un médico detalla el cerebro humano. Foto: Archivo / EL COMERCIO.

Un médico detalla el cerebro humano. Foto: Archivo / EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 2
Lucia Vasconez

Sus causas aún no han sido determinadas y no tiene cura. Pero el párkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa que ataca a más personas en el mundo. Según los últimos datos publicados por la Academia Mexicana de Neurología habría 4,6 millones de personas mayores de 50 años que la padecen en todo el planeta.

En Ecuador no hay cifras oficiales sobre esta enfermedad. La neuróloga clínica Magdalena Gómez, del hospital Metropolitano, señala que es muy difícil recopilar información sobre este mal, así como conocer sus causas.

Gómez aclara que el párkinson se produce por la degeneración de las células del cerebro que producen dopamina. Esta sustancia química cumple la función de neurotransmisor, sin ella se pierde el control de los movimientos produciendo temblores, rigidez, lentitud, que son algunos de los síntomas de esta enfermedad.

La causa para la pérdida de la dopamina aún es un misterio para la ciencia, sin embargo, estudios recientes señalan que la exposición a tóxicos ambientales como los fungicidas; golpes repetidos en la cabeza; abuso de sustancias químicas como la anfetamina, cocaína, entre otras drogas adictivas; y factores genéticos pueden ayudar a desarrollar el párkinson, según explica Gómez.

Esta enfermedad ataca principalmente a personas mayores de 65 años, aunque también hay casos de Parkinson juvenil que se presenta en pacientes menores de 40 años. El diagnóstico de la enfermedad es complicado porque sus síntomas pueden ser confusos, pero es necesario estar atentos para poder detectarla a tiempo, señala la especialista.

De acuerdo con el estudio EPOCA, realizado por la Federación Española de Párkinson (FEP) y publicado en 2014, esta enfermedad se tarda entre 1 a 5 años en manifestarse completamente, por ello quienes la padecen no se dan cuenta y cuando son diagnosticados ya han perdido mucho tiempo para empezar un tratamiento. Un diagnóstico temprano ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas que padecen este mal, reitera Gómez.

La especialista dice que la mejor forma de saber si alguien sufre de esta enfermedad es observarlo, ya que no hay un examen específico. Añade que no siempre se presentan temblores, pero los pacientes que sufren párkinson, por lo general, empiezan por tener una posición encorvada, lentitud de movimientos y su voz es cada vez más baja.

Aunque no hay forma de prevenir el párkinson, si hay factores que ayudan a retardar la enfermedad. Uno de los más importantes es el ejercicio físico diario, "aunque suene repetitivo, caminar, nadar y mantener un programa de ejercicios regular ayuda a retardar la aparición del párkinson y de otras enfermedades", señala la experta. Y si, de todas maneras se presentara este mal, la actividad física también es importante para que el paciente tenga una mejor calidad de vida.

Además es importante mantener un régimen de alimentación saludable desde una edad temprana. Los padres deben enseñar a los niños a comer verduras, frutas, tomar suficiente agua, evitar la comida chatarra, etc. Esto hará que las personas tengan mejor salud y también retarden la aparición de enfermedades como el párkinson o que se presente de manera menos agresiva, señala Gómez.

Este 11 de abril se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Párkinson. Esta fecha coincide con el cumpleaños de James Parkinson, el primer médico en describir sobre ella, y se estableció para elevar la concienciación de las necesidades de las personas con esta enfermedad y para que estas puedan acceder a un cuidado médico apropiado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (1)