13 de mayo de 2017 00:00

Mamá se ejercita y los niños se relajan

Con este ejercicio las madres fortalecen piernas y glúteos, mientras los niños juegan al ‘caballito’.

Con este ejercicio las madres fortalecen piernas y glúteos, mientras los niños juegan al ‘caballito’. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Paola Gavilanes
Redactora (I)

Alejandra Manosalvas se acuesta sobre una delgada colchoneta y, enseguida, su hija Francesca Pavón se tumba sobre su espalda. Manosalvas dobla las piernas hacia atrás y se toma de sus tobillos con ambas manos. La pequeña cierra los ojos y muestra una ligera sonrisa. Así es como Francesca se divierte mientras su madre ejercita sus músculos.

Manosalvas aprendió a ejercitarse en compañía de su hija para mantenerse saludable física y mentalmente, pues está comprobado que la práctica de una determinada actividad física libera endorfinas, conocidas popularmente como las hormonas de la felicidad.

En la parte física: tonifica, define, mejora la coordinación, elasticidad y otorga resistencia. También quema calorías y eleva la autoestima.

Tras el embarazo, Manosalvas continuó con la práctica del yoga, una disciplina milenaria que, además de tonificar sus músculos, le brinda tranquilidad, pues las posturas parten de una buena respiración.

También incluyó una serie de ejercicios para fortalecer abdomen, piernas y glúteos. En esa lista están las zancadas. Ese movimiento es el favorito de hombres y mujeres, pues trabaja la mayoría de músculos del tronco inferior. También es el favorito de Francesca porque sentada sobre una de las piernas de su madre juega al famoso ‘caballito’.

A Giancarlo Carranza, en cambio, le encanta que su mamá realice sentadillas. Suelta carcajadas cada vez que Gabriela Sosa dobla las rodillas y desciende. Ambos pequeños sonríen también cuando sus madres los colocan sobre las canillas para cumplir con una rutina de abdominales.

Entrenarse junto a los niños se convirtió en tendencia en el mundo, pues muchas mujeres carecen de tiempo para ir a un centro de acondicionamiento, o no tienen con quién encargar a los pequeños.

En redes sociales como Instagram, por ejemplo, la entrenadora española Amaya Méndez comparte rutinas con una infinidad de movimientos que se pueden desarrollar en la comodidad de la casa con tan solo una silla o una botella.

Así, además de mantener un buen estado físico y emocional, madres e hijos estrechan lazos, ya que durante la práctica se producen mimos y comunicación, indispensables en toda relación según el psicólogo Napoleón Vásquez.

El único detalle que se debe tomar en cuenta para obtener todos los beneficios de la práctica deportiva es la correcta ejecución de la técnica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)