16 de April de 2015 21:07

Patrimonio: un ámbito que necesita un plan integral

En la Iglesia de San Francisco se realizan trabajos de restauración en toda la estructura. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

En la Iglesia San Francisco se restaura toda la estructura. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Gabriel Flores

Este 18 de abril Ecuador celebra el Día Mundial del Patrimonio con una agenda dispersa y presupuestos dispares. Por ejemplo, mientras el Instituto Metropolitano de Patrimonio de Quito (IMPQ) cuenta con un presupuesto de USD 20 000 000 para ejecutar este año, el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) destinará en ese mismo período para conservación, salvaguardia y difusión aproximadamente USD 4 000 000.

Dentro de este último presupuesto se cuenta la habilitación de un edificio de cinco pisos, en el barrio La Mariscal en el norte de Quito, que se convertirá, en junio, en uno de los espacios más importantes para la difusión del trabajo patrimonial que se realiza en el país.

En esta edificación de 2 400 metros cuadrados (que cuesta
USD 1 500 000) funcionará el Centro de Investigaciones de la Memoria y el Patrimonio. Este inmueble contará con una sala para consulta, área multimedia para conferencias, un laboratorio, un espacio para la exposición de la reserva patrimonial del INPC y una sala para el archivo fotográfico.

Desde el 2014, el INPC trabaja en la conformación del archivo nacional de fotografía patrimonial. Lucía Chiriboga, directora de la institución, señala que para finales del 2015 estarán digitalizadas más de 20 000 fotos del Archivo Histórico del Guayas y colecciones privadas. Queda pendiente incluir las fotografías del archivo del ex-Banco Central. La inversión de este proyecto para el 2015 será de
USD 600 000.

A las prioridades de este año, según Chiriboga, se sumarán el control del tráfico de bienes patrimoniales. Al momento, la institución tiene bajo su custodia cerca de 10 000 bienes patrimoniales, de ellos 4 600 serán entregados al Ministerio de Cultura y Patrimonio. La investigación y conservación del Complejo Arqueológico de Ingapirca, en Cañar, es otro de los proyectos con mayor inversión para el 2015: USD 400 000.

En Guayaquil, el Municipio carece de un presupuesto para la conservación y protección de su patrimonio. Este todavía es competencia del INPC Regional 5.

Entre los proyectos más importantes de esa regional para el 2015 está la transformación del edificio de la excárcel municipal en un centro de arte contemporáneo para la Universidad de las Artes, y el inicio de los estudios para una intervención emergente en las áreas populares del Cementerio Patrimonial de Guayaquil.

Para el arquitecto John Dunn también es importante preservar el patrimonio arquitectónico de barrios guayaquileños como el Centenario, Orellana y Urdesa.

Por su parte, una de las prioridades del IMPQ para este año es el mantenimiento preventivo y correctivo de las 30 iglesias y conventos del Centro Histórico. Dora Arízaga, su directora, pone como ejemplo el trabajo de restauración en la Iglesia de San Francisco, por USD 1 000 000.

Otra de las líneas de trabajo del IMPQ será la preservación del Centro Histórico. “Estamos impulsando -dice Arízaga- programas de corresponsabilidad social. La idea es que los propietarios de los inmuebles se empoderen de la conservación de su patrimonio”.

La conservación del patrimonio sonoro de la ciudad también está en la agenda 2015 del IMPQ, que trabajará para restaurar las campanas, órganos y códices de la ciudad. La idea es que al final de la actual administración la ciudad cuente con una fonoteca.

En Cuenca, no hay un fondo específico para el cuidado del patrimonio. Los pocos recursos que destina el Municipio se usan en consultorías o estudios. En esta ciudad, los proyectos de conservación y restauración requieren de fondos externos para ejecutarse.

La restauración de los últimos inmuebles patrimoniales se ha logrado con créditos del Banco del Estado. Por ejemplo, los estudios de restauración de la Plaza San Francisco que costarán USD 280 000 y su intervención total USD 8 000 000 y la inversión en el museo Remigio Crespo, USD 1 600 000.

Para la restauradora Mónika López el problema de inversión en patrimonio empieza por la falta de un departamento (en el Municipio cuencano) que trabaje de forma exclusiva en la gestión y conservación.

En relación al cuidado de los museos, la historiadora del arte Alexandra Kennedy agrega que hay miles de piezas que no cuentan con los estudios e investigaciones adecuados. Este es uno de los retos para los custodios del patrimonio nacional.

Restauradora San Francisco
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)