Los desechos de tetra pak sirven para levantar casas

Los hierros recuperados sirven para levantar las estructuras de los inmuebles; los tableros completan la vivienda. Fotos: María Isabel Valarezo / EL COMERCIO

Los hierros recuperados sirven para levantar las estructuras de los inmuebles; los tableros completan la vivienda. Fotos: María Isabel Valarezo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 10
Contento 45
Redacción Construir (I)
construir@elcomercio.com

El reciclaje es una práctica ecológica que crece cada día.

Hasta ahora, el sector más dinámico es el del mobiliario, pues existen diseñadores que aprovechan los desechos de madera, los ‘palets’ y los tubos de PVC y cartón desechados para fabricar muebles de calidad.

Pues esta práctica sustentable ha subido un escalón más: ahora ya no solo se recicla para fabricar productos aislados; ahora se busca completar toda una construcción con productos 100% reciclados.


Una de ellas es la que presenta Ecuaplastic, una empresa ubicada en el valle de Los Chillos que investigó y trabajó para dar otra utilidad a varios productos de desecho, como el polialuminio presente en los envases desechados de tetra pak en los que se expenden leches, jugos y otros alimentos.


En Ecuaplastic, estos residuos de polialuminio se secan, se muelen, se moldean y se prensan a 2 000 PSI (unidad de presión) a 180 °C para convertirse en tableros macizos sin ningún compuesto químico, explica Édgar Mora, gerente general de esa compañía.
Estos tableros se fabrican en varias formas y espesores, dependiendo de la función que se les vaya a dar. Hay tableros ondulados para cubiertas P7 y P3.

El primero mide 230 cm de longitud por 92 de diámetro de onda y por 6 mm de espesor.

El segundo sale de las prensas con 230 cm de espesor, 98 de diámetro y 6 mm de espesor.


Pero también salen tableros rectos y continuos de 230 cm de longitud por 110 de ancho y con espesores que van desde los 5 hasta los 25 mm. Estos son óptimos para cubrir fachadas, tabiques, muebles, mesones y otros elementos constructivos.
Con la unión de estos tableros más hierro y acero reciclados, Ecuaplastic está en capacidad de montar viviendas totalmente ecológicas que, si las circunstancias lo requieren, se pueden desmontar y montar en otro sitio sin problemas.


También se pueden fabricar todos los equipamientos y mobiliarios que necesita un buen hábitat, como escritorios, libreros, muebles, mesones, encimeras, repisas, jardineras...


La casa modelo, emplazada en la fábrica, es de 90 m², en dos plantas. Según Mora, para construirla se necesitaron 3 100 kg de hierro y 6 475 kg de polialuminio reciclados.
Según los cálculos que maneja Ecuaplastic, una vivienda de 50 m² tendría un valor de USD 16 000, sin el mobiliario.

Y se pueden levantar inmuebles de toda área y a un costo promedio de 350 USD/ m².
Las ventajas de estas construcciones, según Mora, son varias: son termoacústicas (buenas aislantes de calor y temperatura), poliformables, no necesitan acabados como pintura y tienen una larga vida útil (30 años de garantía).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (31)
No (2)