9 de March de 2015 20:01

Las desarrolladoras de videojuegos piden más mujeres en los joysticks

Zoe Quinn en la Game Developers Conference de San Francisco. Foto: AFP

Zoe Quinn en la Game Developers Conference de San Francisco. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP
Glenn Chapman
San Francisco

El aumento de las fans de los videojuegos está desafiando a la industria a cambiar las reglas de un entorno demasiado masculino a uno donde las mujeres estén cada vez más presentes.

La Game Developers Conference, que se celebró la primera semana de marzo en San Francisco, planteó la cuestión del trato a las mujeres en este sector, donde diversas desarrolladoras de videojuegos tienen que hacer frente al vitriolo y hackers anónimos.

“Si estás marginado de alguna manera, si levantas tu voz en defensa de las personas marginadas o para pedir mayor diversidad (...) entendemos que es probable que hayas sido acosado” , dijo la diseñadora Elizabeth Sampat en una conferencia sobre el acoso en los videojuegos.

El año pasado, “el caso de Zoe Quinn”, llamado el “GamerGate”, fue todo un hito para la comunidad en línea.

Lo que comenzó como una aparente campaña para mejorar la ética en el periodismo especializado en videojuegos se transformó en un debate sobre el sexismo y el racismo en esta industria dominada por hombres.

Todo comenzó cuando el romance entre la desarrolladora independiente Zoe Quinn y un periodista especializado en videojuegos devino en objeto de una dura campaña en internet lanzada por su exnovio.

Quinn se convirtió en blanco de comentarios de odio y amenazas en internet, que finalmente la obligaron a abandonar su casa por miedo por su vida.

“Si el 'GamerGate' fue el nombre dado a una bomba atómica, yo fui la única sobre la que cayó”, dijo Quinn durante la mesa redonda. “Podría haber pasado a cualquiera. Sólo hacía falta un ex”.

Más desarrolladoras, más jugadoras

Sin embargo, aunque el mundo de los videojuegos es considerado mayoritariamente masculino, las mujeres se están abriendo un hueco con firmeza.

Según un estudio de la Asociación Internacional de Desarrolladores de Juegos (IGDA por sus siglas en inglés) , el 22% de los que trabajan en la industria son mujeres, como lo son el 49% de quienes utilizan los juegos.

El incremento del uso de smartphones o tabletas ha hecho que juegos como “Candy Crush”, un éxito entre las mujeres, rivalizase con el núcleo duro tradicional, formado por los juegos de guerra y acción.

“El mundo de los videojuegos ha cambiado y ha cambiado drásticamente”, explicó Kate Edwards, directora ejecutiva de IGDA.

Según ella, los foros anónimos han sido utilizados como plataforma para el acoso por quienes parecen ser jóvenes jugadores, asustados por el hecho de que las mujeres están afectando de alguna forma su mundo de fantasía.

Para Edwards los juegos de acción estarán siempre presentes, y la diversificación no hace más que ampliar el espectro, no reducirlo.

“Siempre habrá lugar para los juegos de acción y hay gente que jugará feliz un juego de un minuto en el celular”, añadió.

“Cada año vemos que hay más mujeres en la industria de los videojuegos”, indicó la desarrolladora Jenna Hoffstein, fundadora del estudio Little Worlds Interactive. “Todavía es necesario un gran progreso, pero cada año se mejora”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)