30 de julio de 2015 17:51

El desafío de América Latina en educación es mejorar la calidad docente, dice estudio

Un estudio indica que el número de niños que asisten a la escuela se ha incrementado en América Latina, pero hay fallas en la calidad. Foto. Archivo / EL COMERCIO

Un estudio indica que el número de niños que asisten a la escuela se ha incrementado en América Latina, pero hay fallas en la calidad. Foto. Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

El desafío de América Latina en educación es mejorar la calidad de los docentes para lograr que el incremento de la escolarización logrado en los últimos 15 años se traduzca en un aumento de los niveles de aprendizaje, destaca un estudio de la organización Diálogo Interamericano.

"El desafío es mejorar los niveles de aprendizaje. Cómo hacerlo? Una de las tareas fundamentales es mejorar la calidad de la docencia", destacó hoy, 30 de julio de 2015, a Efe el director del programa de Educación de Diálogo Interamericano, Ariel Fiszbein.

Fiszbein, con experiencia en educación, políticas sociales, y uno de los autores del estudio, dijo que en los últimos 15 años la educación de América Latina ha tenido un progreso mixto porque, aunque han aumentado los niveles de escolarización de niños y jóvenes, ello no se ha reflejado en mayores conocimientos y habilidades.

Para solucionar esta paradoja, Fiszbein consideró necesario mejorar la calidad de la docencia haciendo que jóvenes con buena educación se interesen en ser maestros, ofreciéndoles una mejor formación para que sean buenos profesores e impulsando que los Gobiernos sean rigurosos al trazar la carrera docente.

"La historia es que los Gobiernos han dado importancia a la educación. Han gastado más plata y con eso han logrado incorporar a más niños y jóvenes a la escuela. Ahora, eso no se ha traducido en que los jóvenes aprendan más. Ha ido bien en cantidad, pero menos bien en calidad", dijo el experto.

En este sentido, el estudio titulado "Aprendizaje para todos: un desafío pendiente en América Latina" destaca que, entre 1999 y 2012, el porcentaje de niños matriculados en niveles de educación infantil creció del 54 al 74%, lo que sitúa a América Latina y el Caribe por encima del promedio mundial.

Los países que lograron incrementar más el número de niños enviados a las escuelas fueron Guatemala, El Salvador, Venezuela y Costa Rica, que en 2012 consiguieron que acudieran a centros de preescolar más del 60 % de los niños, lo que supone un incremento de más de diez puntos desde 1999.

Sin embargo, sigue habiendo grandes variaciones dentro de la región de forma que, en Paraguay y República Dominicana, la tasa de matriculación en educación infantil no llegaba al 40% en 2012, según la investigación

El estudio muestra que en educación primaria también ha habido avances: la escolarización creció de 87% en 1990 a 93 % en 1999 y, desde entonces, ha aumentado hasta alcanzar un punto porcentual más (al 94%) en 2012.

Según Fiszbein, los datos muestran que se ha logrado un compromiso político de los gobiernos con la educación, pero esto no se ha reflejado en una mejora de conocimientos, materia en la que Asia avanza a una velocidad mucho mayor que América Latina tal y como reflejan las pruebas de rendimiento internacionales.

Así, un número alarmante de estudiantes latinoamericanos no alcanzó un nivel de desempeño adecuado a su edad o grado académico, según los resultados en 2013 del Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (Terce), el principal estudio de aprendizaje y desempeño de estudiantes de primaria de América Latina y el Caribe.

Los resultados de Terce, recogidos en el estudio, ponen de manifiesto fuertes debilidades en lectura, matemáticas y ciencia en los alumnos de la escuela primaria.

La última prueba PISA en 2012, que evaluó a jóvenes de 15 años en 65 países del mundo -entre ellos ocho latinoamericanos-, reveló un panorama similar: casi la mitad de los estudiantes en Latinoamérica tiene un nivel bajo de desempeño en lectura (45,8%) y en ciencia (49,8%).

En matemáticas, el 63% de los estudiantes demostró un nivel bajo de desempeño, según los resultados mostrados en el informe de Diálogo Interamericano, un centro de estudios independiente con sede en Washington.

Al bajo rendimiento promedio se suma un alto grado de desigualdad en el rendimiento educativo de América Latina, de forma que los estudiantes más pobres de la región se sitúan dos años por debajo de los más ricos, destaca el estudio.

"Los puntos de partida de cada país son también distintos", subrayó el experto, quien destacó que Perú sorprendió por sus avances educativos entre 2000 y 2012, cuando logró un aumento de 57 puntos en los niveles de lectura de sus alumnos, convirtiéndose en el país que más mejoró en toda la región.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)