1 de January de 2013 22:27

Un solo deportista ecuatoriano mostró talla mundial

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

¿Qué pensó  esa ocasión que le tocó enfrentarse a Usain Bolt? Esa ha sido una pregunta permanente para Álex Quiñónez, en los últimos cinco meses. Él ya se conoce la respuesta de memoria, incluso le ha dado un agregado en el último mes: “es un humano como cualquiera de nosotros. Sentí respeto. Pero aquí en el país lo que falta es infraestructura y ayuda económica para que  los deportistas  crezcan”.

Álex fue el outsider  de los 200 metros planos del atletismo mundial. No figuraba entre los favoritos de ningún entrenador. Solo su equipo de trabajo confiaba en una hazaña, tal como sucedió en los Juegos Olímpicos de Londres.

Esa premonición  de Jorge Casierra y de Roberto Erazo, entrenadores de Quiñónez, de 23 años, se sostenía en los progresos de los últimos tres años. El atleta podía llegar a los 20 segundos si es que hubiera tenido una mejor preparación desde su niñez.    La marca de 20:28 en las clasificatorias de los 200 metros dejó boquiabiertos al mundo, más aún cuando se clasificó a las semifinales y después a la final.

El atleta nacido en Esmeraldas, que se había retirado de la actividad por dos años,  es uno de los
5 000 deportistas activos     registrados en las federaciones deportivas provinciales, en todas las disciplinas deportivas del Ecuador.
 
Él sacó la cara  por el país el año pasado.  Sus resultados no son parte de una planificación sostenida de parte de los dos organismos que administran el deporte, Comité Olímpico Ecuatoriano (COE) y el Ministerio del Deporte. Quiñónez es una mezcla del esfuerzo personal  con el de  sus entrenadores.  Él es resultado de parte de la espontaneidad. Basta poner un ejemplo: su séptimo lugar en las Olimpiadas costó menos de USD 100 000, distinto a los USD 40 millones que invierte EE.UU. en cuatro de sus atletas.

En esa línea frágil de planificación apareció Quiñónez, quien tuvo que padecer buscando recursos para entrenarse. Eso reflejó la forma como se desenvuelven las organizaciones en el país.

Para el futuro, uno de los candidatos a trascender  es Jorge       Arroyo, pesista de 20 años, que en los Juegos de Londres quedó octavo.  El contraste lo dan    Seledina Nieves y Alexandra Escobar, las cuales  están cerca del retiro. Otra destacada fue Lissete Antes, quien alcanzó  en el octavo puesto en lucha.

Atrás de los esfuerzos de los atletas y pesistas hay otros que buscan destacarse, pero que ven con incertidumbre el escenario   de disputa      entre el Comité Olímpico y el Ministerio del Deporte. Esto    no se veía desde hace     16 años.  Esa reactivación política de   poder  entre el COE, dirigido por Danilo Carrera, y del Ministerio del Deporte, por José Cevallos, deja al país en un escenario tercermundista. Esa división nos retrocedió a la época medieval, dejando a los deportistas en el limbo, solo a expensas de quién da más, confundiendo así la esencia del deporte.

Esa mezquindad de dirigentes retrocedió   20 años a la organización del deporte, que comparada ante el resto de países del mundo,         nos pasará una factura en los próximos 5 años, probablemente con malos resultados o atletas que se retirarán al palpar falta de apoyo, desidia o quemeimportismo.

La próxima prueba del país será en Trujillo (Perú), en los Juegos Bolivarianos, competencia en la que Ecuador está en el cuarto lugar en el escalafón  (entre seis países). Allí hay  una planificación inicial de   llevar  entre 350 y 400 deportistas, con proyecciones de darle competitividad  hacia los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Esa decisión aún está pendiente por el conflicto dirigencial. A partir de esos hechos, la pregunta es: ¿podrá      Ecuador       trascender a escala mundial?
 
El contraste es que en estos años se venían dando resultados halagadores  en boxeo, en levantamiento de pesas. La lucha crece, con campeonas sudamericanas y vicecampeonas mundiales. El atletismo está mejorando sus resultados en pruebas de velocidad, algo que no sucedía desde hace 25 años.  En esta disciplina aún hay un desnivel ya que         Jefferson Pérez fue el estandarte desde 1996 hasta el 2008, al ser medallista olímpico y campeón mundial en los 20 kilómetros marcha.
 
A esos potenciales talentos se agregan otros que pudieran sobresalir como     César De  Cesare, en canotaje; también judocas, en taekwondo...; otras disciplinas que evolucionan  como  patinaje,     karate, es decir    un  desarrollo multilateral,  de varios deportes que  progresan.

Ese  versus de Ecuador ante el mundo  deshoja  una diferencia abismal con    los países más desarrollados, los cuales  invierten  entre USD 500 y  1 500 millones    anuales para sus programas de alto rendimiento y masificación. En Ecuador, el Ministerio del Deporte traslada USD 100  millones por año, repartidos      entre las federaciones provinciales, ecuatorianas por deporte y  las ligas barriales.


Ajedrez

Carla Heredia es toda una   maestra
      

Carla Heredia   es una de las mejores ajedrecistas del mundo. Ella integra el selecto grupo  de las 18 mejores de América, después de obtener el título de   Gran Maestra Internacional.  Con eso, la quiteña también se convirtió en la séptima   sudamericana en alcanzar tal distinción y la segunda en el país (la otra es Martha Fierro).


La proeza de Carla        es meritoria porque la logra en un deporte que tiene millones de practicantes federados.  Antes tuvo que   obtener  una          calificación de  Maestra Internacional, en la que bregó hasta  alcanzar esa norma que la tienen entre las más reconocidas de esta disciplina en el mundo. Ella tiene una agenda intensa  que la llevará a distintos campeonatos por el mundo.  

Fútbol
El crecimiento de los clubes en las copas

Ecuador se mantiene en una ruta ascendente en el fútbol. Cuatro de sus clubes (Liga de Loja, Emelec, Barcelona y Deportivo Quito) se destacaron en la última Copa Sudamericana al llegar a los octavos de final. Otra que mantiene un buen escenario para ir al próximo Mundial de fútbol es la Selección, quien está 13 en la clasificación de la FIFA. Una puerta para enriquecer el fútbol ecuatoriano en el presente año son las incursiones de los equipos en la Copa Libertadores, donde el país tiene una buena imagen por lo que hizo Liga de Quito, club que retorna a esta competición. A eso se agrega el competitivo torneo local, donde los clubes gastan promedios de USD 60 millones anualmente, entre todos.


ENTREVISTA

‘Panorama venía de lo mejor, pero se truncó’

LUIS ZAMBRANO
Metodólogo del deporte


¿Cómo se  avizora   el deporte   en el 2013?


l      deporte ecuatoriano  ha tenido su  afectación por la confrontación existente.  Ojalá se pueda retomar el sendero porque se ha  crecido mucho.  Se aumentó  la participación de deportistas  en los   Sudamericanos, Panamericanos y lo más notorio en los   Olímpicos. En esta parte  se creció  de 25, que fueron a la anterior cita, a 36 que estuvieron en Londres. Esto siempre ha sido progresivo y el panorama venía de lo mejor, pero se truncó. Ojalá esta situación mejore para beneficio de los deportistas.

 ¿Se llegará pronto a una solución?

 Depende del respeto y de la consideración a la reglamentación internacional. El ser humano siempre tiene la opción de reflexionar sobre sus actuaciones. Si las instituciones, si quienes las dirigen, meditan, podemos  encontrar la solución.

¿La calidad del entrenamiento de los deportistas se ha incrementado?

Los procesos de preparación van de acuerdo  con el  apoyo que se tenga de quienes hacemos dirigencia deportiva.  La tendencia es mejorar  si hay la  preparación adecuada, si hay el roce competitivo, las evaluaciones periódicas, las  concentraciones  permanentes. Así, se pueden encontrar resultados y mejorar.

 ¿A qué deportistas hay que tomarlos en cuenta en el 2013?

Son varios. Sin lugar a dudas la proyección está en Jorge David Arroyo,  en pesas. Los boxeadores son un grupo que estoy seguro que serán campeones muy pronto por la calidad que tienen. Otros son César De Cesare; también  tienen aún argumentos para demostrar su calidad  Alexandra Escobar y Seledina Nieves. Ellas   pueden obtener resultados para el país. Está también el velocista Álex Quiñónez y    otros. Creo que vienen días mejores, pero todo esto debe ir de la mano de la armonía  dirigencial, básica     en el deporte.

Punto de vista

FREDDY VIVANCO
Entrenador de atletismo

El país tiene una buena madera
para crecer





¿Cómo se  avizora   el deporte   en el 2013?
El      deporte ecuatoriano  ha tenido su  afectación por la confrontación existente.  Ojalá se pueda retomar el sendero porque se ha  crecido mucho.  Se aumentó  la participación de deportistas  en los   Sudamericanos, Panamericanos y lo más notorio en los   Olímpicos. En esta parte  se creció  de 25, que fueron a la anterior cita, a 36 que estuvieron en Londres. Esto siempre ha sido progresivo y el panorama venía de lo mejor, pero se truncó. Ojalá esta situación mejore para beneficio de los deportistas.
 ¿Se llegará pronto a una solución?
 Depende del respeto y de la consideración a la reglamentación internacional. El ser humano siempre tiene la opción de reflexionar sobre sus actuaciones. Si las instituciones, si quienes las dirigen, meditan, podemos  encontrar la solución.
¿La calidad del entrenamiento de los deportistas se ha incrementado?
Los procesos de preparación van de acuerdo  con el  apoyo que se tenga de quienes hacemos dirigencia deportiva.  La tendencia es mejorar  si hay la  preparación adecuada, si hay el roce competitivo, las evaluaciones periódicas, las  concentraciones  permanentes. Así, se pueden encontrar resultados y mejorar.

 ¿A qué deportistas hay que tomarlos en cuenta en el 2013?
Son varios. Sin lugar a dudas la proyección está en Jorge David Arroyo,  en pesas. Los boxeadores son un grupo que estoy seguro que serán campeones muy pronto por la calidad que tienen. Otros son César De Cesare; también  tienen aún argumentos para demostrar su calidad  Alexandra Escobar y Seledina Nieves. Ellas   pueden obtener resultados para el país. Está también el velocista Álex Quiñónez y    otros. Creo que vienen días mejores, pero todo esto debe ir de la mano de la armonía  dirigencial, básica     en el deporte.
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)