4 de julio de 2014 18:04

Density Training, funcional y exigente

Para ejercitarse ya no es necesario utilizar aparatos complicados o rutinas largas con pesas

Para ejercitarse ya no es necesario utilizar aparatos complicados o rutinas largas con pesas. Fotos: Eduardo Terán/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 0
Redacción Sociedad  (I)
sociedad@elcomercio.com

Para ejercitarse ya no es necesario utilizar aparatos complicados o rutinas largas con pesas, ahora se lo puede hacer con el propio peso de su cuerpo.

Practicar el Density Training es efectivo para bajar de peso, tonificar los músculos y mantenerse en forma.

Esta actividad es muy funcional ya que no es una rutina con los movimientos que se acostumbran a realizar en un gimnasio común. Los ejercicios se relacionan con las actividades del trabajo o del día a día ya que esta técnica no trabaja solamente músculos aislados, como lo hacen las máquinas tradicionales.

Después de un calentamiento previo, se empieza la rutina. Esta consiste en realizar cuatro ejercicios diferentes, durante 10 minutos, los cuales se repiten 10 veces cada uno. Una vez que se termina el circuito de los cuatro, se empieza nuevamente según lo que dicte el instructor. La idea de esto es realizar la mayor cantidad de circuitos en el tiempo designado.

Este sistema de entrenamiento sigue el concepto High Intensity Interval Training (HIIT), también conocido como entrenamiento por intervalos de alta intensidad, es por esto que al inicio de la clase se definen las series que se realizarán durante todo el programa de ejercicios.

Alex Galeth, entrenador oficial en el gimnasio Fit Center, explica que aunque existen niveles y variaciones, es un ejercicio de alta intensidad. Este lleva al corazón a rangos anaeróbicos, por lo que no es recomendado que lo practiquen personas con problemas o afecciones cardíacas.

Aunque parecería que es únicamente para atletas entrenados, el Density Training permite que cada persona trabaje a su máximo nivel, el cual varía según sea un atleta o un principiante. Galeth describe que es un ejercicio muy dinámico ya que implica una competencia entre quienes lo practican, esto hace que se motiven y los obliga a esforzarse aún más.

La clase tiene una duración de 45 minutos que incluyen el calentamiento y el enfriamiento posterior. Los ejercicios varían en cada sesión, lo que lo vuelve más entretenido para quienes lo usan.

Luz María Torres practica este deporte dos veces por semana, desde hace dos años. Ella afirma que desde que lo hace se ha sentido con más energía en sus actividades diarias. Este programa le ha dado más musculatura y resistencia, además de ser un ejercicio divertido. Según ella, es una gran alternativa para las personas a las que no les gusta hacer pesas o los ejercicios tradicionales.

Mejorar la fuerza, resistencia y potencia muscular son algunos de los beneficios del Density Training. Además, según Galeth, se queman más calorías que en los formatos convencionales y en mucho menos tiempo. Él afirma que es un entrenamiento más seguro en relación al riesgo de lesiones que tienen otros programas de tonificación.

Los resultados son evidentes a partir del tercer mes, además hay una etapa de adaptación de 21 días desde que se inicia en la práctica de este deporte.

Las primeras certificaciones llegaron al país hace tres años como programa Kropp 3D. En la actualidad, existen más de 150 entrenadores certificados y las clases se dictan en Quito, Guayaquil, Cuenca, Ambato y Manta. El costo varía dependiendo del gimnasio.

Recuerde que aunque este es un programa de ejercicios que se puede practicar en los hogares, el entrenador recomienda que se tenga a un experto cerca que guíe los circuitos y la forma de combinar las rutinas de quienes deseen practicarlo para fortalecer sus músculos.

Es importante

Empezar con un calentamiento antes de la clase que incluya estiramientos dinámicos y de activación, para evitar cualquier tipo de lesión en músculos.

Para realizar la serie del Swing se utilizan las pesas rusas o kettlebell. Con este ejercicio se logra trabajar los músculos de las piernas, abdominales y hombros.

Las bandas de suspensión se utilizan para algunos ejercicios como los ‘pull-ups’. Se cuelgan en el techo y con los brazos se estira para lograr una tensión muscular.

Una buena alimentación es básica porque este ejercicio es de alta intensidad y se queman más calorías que con otros programas. Se debe tomar mucha agua.

Al terminar la sesión es necesario destinar los últimos minutos para realizar un estiramiento y relajación de los músculos para que evitar que se lastimen y duelan.

Otros elementos como bandas elásticas, barras, discos y balones medicinales se pueden utilizar, porque complementan los ejercicios y los hacen más dinámicos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)