11 de abril de 2018 12:22

Agente que expulsó a pasajero de avión en EE.UU. demanda a United Airlines

En redes sociales se compartieron videos del momento en el que un pasajero de un vuelo sobrevendido de United Airlines fue obligado por la fuerza a bajar del avión. Foto: Captura.

Un exagente del Departamento de Aviación de Chicago, despedido a raíz de la violenta expulsión de un pasajero de un vuelo de United Airlines, ha iniciado acciones legales en contra de la aerolínea y de la Alcaldía de la ciudad.. Foto: Captura.

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El exagente de seguridad del Departamento de Aviación de Chicago (EE.UU.) que fue despedido por su participación el año pasado en la expulsión por la fuerza de un pasajero de United en el aeropuerto local demandó a la Alcaldía y a la aerolínea.

Según documentos presentados este martes 10 de abril del 2018 en un tribunal de Illinois y divulgados hoy (11 de abril) por medios locales, James Long alega que no estaba preparado para lidiar con este tipo de incidentes, por el que fue despedido, en su opinión injustamente, y además fue difamado por las autoridades.

El altercado ocurrió el 9 de abril de 2017 cuando Long y otros tres oficiales de seguridad desalojaron por la fuerza a un pasajero del vuelo 3411 de United que rehusaba ceder su asiento a un miembro de la tripulación de la aerolínea.

El pasajero, identificado como David Dao, fue arrastrado por el pasillo del avión por los oficiales y en un video filmado por otro pasajero, que se volvió viral en las redes sociales, se vio como golpeó su cabeza contra un posabrazos y terminó sangrando por la boca.

Dao también demandó a United y logró un acuerdo el año pasado por una compensación no revelada.

En la demanda de Long se afirma que United debería saber que al llamar a los agentes de seguridad se iba a recurrir a la "fuerza física" para expulsar al pasajero.

Además, el Departamento de Aviación habría actuado de manera "negligente", porque Long y los demás oficiales no estaban capacitados para lidiar de manera apropiada con una situación de este tipo, agrega.

Long y sus compañeros fueron licenciados mientras se realizaba una investigación, que concluyó en octubre pasado con dos despidos, uno de ellos el demandante, y la renuncia de un tercero.

Se señala asimismo que la comisionada de aviación de Chicago, Ginger Evans, envió una serie de tuits difamatorios en los días siguientes al incidente, en los que condenaba la acción de los agentes de seguridad y afirmó que el Departamento de Aviación local no arma a su personal "por buenas razones".

Lo mismo reiteró en declaraciones de prensa, con "intención deliberada" de provocar daño a Long y a los demás funcionarios, dice la demanda, que reclama una compensación de más de USD 150 000 por pérdida de trabajo, salarios y beneficios.

Tanto United como la Alcaldía de Chicago se negaron a comentar la demanda, al argumentar que no habían sido todavía notificados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)