11 de marzo de 2018 00:00

La deforestación influye en el clima

El cambio del uso del suelo en las selvas tropicales está generando un impacto en el aumento de la temperatura del planeta.

El cambio del uso del suelo en las selvas tropicales está generando un impacto en el aumento de la temperatura del planeta.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Tendencias
(I)
tendencias@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La deforestación de los bosques tropicales del planeta está incidiendo en la temperatura superficial de la Tierra.

Esto ocurre de diferentes maneras. Según un estudio publicado en la revista Nature, el cambio en la cobertura vegetal de los suelos está alterando las propiedades que estos tienen de reflejar la radiación solar.

Luis Maisincho, investigador de la Universidad Amazónica Ikiam y del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), explica que la radiación que recibe la Tierra es casi constante en el tiempo. Lo que cambia es la capacidad de absorción o de reflejo de la superficie. Esta depende de las condiciones, textura y el tipo de suelos.

Una superficie sin cobertura vegetal, con excepción del hielo, absorberá mayor radiación y, por lo tanto, aumentará su temperatura y la del aire del lugar, dice Maisincho. De esta forma se puede ver la relación que existe entre deforestación y calentamiento de la tierra.

Según el estudio realizado por tres científicos del Centro Común de Investigación de Europa, los cambios de la cubierta vegetal en los bosques han ocasionado un aumento de la temperatura de 0,23 grados centígrados entre los años 2000 y 2015.

Estas modificaciones se atribuyen a la expansión de la agricultura en los trópicos. Aunque la cifra puede no sonar significativa, en el estudio se explica que este aumento produce un impacto no solo en el área deforestada, sino a escala global. Las consecuencias más evidentes ocurren al reemplazar las selvas tropicales de árboles de hojas anchas con cualquier otro tipo de vegetación. El impacto de esta práctica es más fuerte que la deforestación en otras zonas.

Modificar la vegetación de estos bosques causa un mayor aumento de la temperatura local de los suelos, que en otras áreas y no se puede compensar esta situación al plantar la misma cantidad de árboles en otros lugares, dice el estudio.

Para Maisincho, lo que más influye en el cambio de la temperatura es la cantidad de superficie deforestada y no la especie de árboles. Según el informe El Estado de los Bosques del Mundo 2016, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la agricultura comercial a gran escala genera aproximadamente el 40% de la deforestación en los trópicos y subtrópicos.

En América Latina esta práctica es responsable del 70% de la deforestación de estos bosques, mientras que en África, la principal responsable de esta problemática es la agricultura a pequeña escala. Según la FAO, es necesario coordinar las acciones adecuadas para el aumento de la productividad agrícola y la gestión sostenible de los bosques.

En Ecuador, la tasa de deforestación alcanza las 100 000 hectáreas anuales. Un millón y medio de hectáreas es parte del programa Socio Bosque.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)