22 de abril de 2016 19:34

Dayko, el perro socorrista, fue despedido con honores en Ibarra

El perro Dayko realizó labores de búsqueda y rescate posterior al terremoto de 7,8 grados en Pedernales. Foto: Cortesía Cuerpo de Bomberos de Ibarra

El perro Dayko realizó labores de búsqueda y rescate posterior al terremoto de 7,8 grados en Pedernales. Foto: Francisco Espinoza para EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 327
Indiferente 2
Sorprendido 4
Contento 3
Redacción Sierra Norte

Era un canino que tenía una reputación ganada en algunas acciones de salvamento y rescate a personas en situación de riesgo. Dayko, un perro labrador de 4 años, era parte de la Unidad de Rescate Canino del Cuerpo de Bomberos de Ibarra.

Sin embargo, la mañana de hoy, 22 de abril del 2016, falleció a su retorno a la capital de Imbabura, en el norte de Ecuador. Durante cuatro días participó en una misión de búsqueda y rastreo de personas atrapadas en edificios colapsados en el cantón Pedernales, provincia de Manabí, tras el terremoto de 7,8 grados en la escala Richter, del 16 de abril pasado.

Ahí se unieron a los equipos nacionales e internacionales de apoyo para hacer un solo equipo.

"Parecía disfrutar con lo que hacía y se movía con rapidez y agilidad en las operaciones que le encomendaban". Así lo recuerda Jorge Ortega, instructor y compañero del can, que contaba con certificaciones nacionales e internacionales.

Al mediodía de hoy fue enterrado con honores, en medio de lágrimas de los bomberos. El cuerpo si vida del animal, envuelto en telas, fue sepultado en la Estación de Bomberos de Yahuarcocha, en donde funciona la Unidad Canina.

Cuando Dayko viajó a la zona del terremoto en Manabí, subió al vehículo de rescate con la energía que le caracterizaba, imaginando una nueva aventura junto a sus camaradas. Desde Ibarra viajaron 16 bomberos y dos canes más Danko y Simon, que no tuvieron contratiempos en su regreso.

Sin embargo, Dayko enfermó repentinamente en Esmeraldas, mientras retornaba en el convoy de los orgullos socorristas. Supuestamente un golpe de calor afectó su sistema respiratorio, según Ortega. Fue atendido de emergencia, pero no pudo recuperarse y murió en el cuartel que fue su hogar.
A lo largo de su trayectoria, el labrador dorado participó en cinco misiones de búsqueda anteriores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (67)
No (1)