14 de noviembre de 2014 13:15

Guetta armó una fiesta de luces y efectos sonoros en el Parque Samanes

David Guetta ofreció un show de dos horas en el Parque Samanes de Guayaquil. Foto: Archivo EL COMERCIO

David Guetta ofreció un show de dos horas en el Parque Samanes de Guayaquil. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 5
Alexander García

Desde una tarima a unos cuatro metros de altura, diminuto y lejano entre la pomposidad de las pantallas, como al comando de una nave espacial, David Guetta expulsó efectos sonoros, imágenes, luces, humo y pirotecnia sobre una de las canchas del Parque Samanes. 

El DJ y productor francés puso a saltar y bailar a las miles de personas que asistieron la madrugada de este viernes (14 de noviembre de 2014) al concierto de música electrónica en Guayaquil.

El disc-jockey abrió su presentación, pasada la media noche, con el ritmo acelerado de Play Hard que hizo saltar a los espectadores, ubicados frente al escenario. Unos minutos después se dirigió al público. “¡Ecuador, Wow! Muy feliz de volver… ¡Let's go!”, arengó.

En los momentos siguientes tocó en seguidilla algunos de sus éxitos. Con Lovers on the sun expidió la primera bocanada de pirotecnia desde la base del escenario.

Luego tocó Shot me down, una balada desesperanzada representada en las pantallas con un cómic del lejano oeste, protagonizado por una vaquera. Guetta le bajaba el sonido a la música para escuchar al público corear: “¡Bang, bang!”.

Gracias a los módulos estratégicamente ubicados prácticamente todo el escenario -de catorce metros de ancho- era una pantalla en donde se proyectaban motivos geométricos, futuristas y toda la iconografía neopop de los videos del músico.

Cada tanto aparecía también la imagen del disc-jockey en trance, de sus dedos realizando efectos de distorsión o la del público saltando y batiendo los brazos, mirándose en el espejo en el que se convertía el escenario.

La masa de jóvenes –había entre el público incluso un grupo nutrido de niños de unos 10 años- coreó parte de temas como Memories, mientras Guetta arengaba a sus seguidores en inglés.

Muy cerca de las 02:00, tras casi dos horas de concierto, el DJ más mediático del panorama electrónico internacional concluyó la presentación con el que es acaso su tema más conocido: Titanium., cuyos primeros acordes provocaron la exclamación del público.

Unas 8 000 personas (10 000 según esperaban los organizadores) acudieron a la cita con la música electrónica, que inició a las 20:00. El dúo español de eletrodance House Show Brothers, integrado por Manuel Moore y Pablo Kopanos, animó buena parte de las cuatro horas previas a la llegada de Guetta.

El estadio Christian Benítez, del parque Samanes, fue promocionado inicialmente como escenario del show del DJ francés. Al final los organizadores, que habían anunciado una protección especial para el césped, decidieron realizar el espectáculo en una de las canchas de fútbol aledañas al estadio, donde no utilizaron cobertor de campo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (3)