29 de mayo de 2016 20:30

Los danzantes de cuatro provincias bailaron en San Andrés de Píllaro

El Encuentro Nacional del Danzante San Andrés de Yagchil 2016 tuvo lugar hoy, 29 de mayo de 2016. Foto: Modesto Moreta/ EL COMERCIO.

El Encuentro Nacional del Danzante San Andrés de Yagchil 2016 tuvo lugar hoy, 29 de mayo de 2016. Foto: Modesto Moreta/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Modesto Moreta
(F-Contenido Intercultural)

Los danzantes de Chimborazo, Tungurahua, Loja y Pichincha se apoderaron de las calles de la parroquia San Andrés del cantón Píllaro, en Tungurahua, hoy, domingo 29 de mayo del 2016. En esta población se cumplió el Encuentro Nacional del Danzante San Andrés de Yagchil 2016.

La actividad cultural fue organizada por el Municipio de Píllaro y la Junta Parroquial local. La actividad buscó recuperar este patrimonio de la parroquia. Los danzantes llegaron de Guapante, Yagchil, San Jacinto y otras comunas en representación de San Andrés.

Diana Mecías, coordinadora de la Unidad de Cultura del Municipio de Píllaro, explicó que la celebración es parte de las fiestas del Corpus Christi. “Tratamos de recuperar a este personaje autóctono reuniendo a los danzantes de otros provincias y los locales”.

Estuvieron presentes de Cañar, Loja, Cotopaxi y de Tungurahua. Uno de los grupos importantes que participó fue Jacchigua que presentó coreografías del rescate del danzante. La idea del evento es que el danzante de San Andrés sea declarado como Patrimonio Cultural Intangible de la Nación. “San Andrés de Yagchil es el sitio donde surgieron los danzantes de acuerdo con la historia. Es por su vestimenta, el baile, la coreografía y el simbolismo de su vestimenta”, mencionó Mecías.

Aseguro que el traje está compuesto por penachos o cabezales grandes cubierto de plumas, espaldera de colores que simbolizan el arco iris y la pechera cubierta con espejos y bambalinas brillantes, y los zapatos denominados suecos que están confeccionados con suela de madera y cuero. Y la espada que simboliza el poder.

Alex Sánchez bailarín de la comunidad de Yagchil Central participó en el encuentro. El joven, de 19 años, sigue la tradición de sus abuelos y padres que también fueron danzantes en las fiestas de Corpus Christi y el Inti Raymi. “Es una tradición que no vamos a dejar que desaparezca, estamos trabajando para tener nuevos danzantes en nuestro pueblo, especialmente niños y jóvenes”.

En la plaza Central de San Andrés se presentaron cada uno de las delegaciones de danzantes. “Es una fiesta que no puede morir y la estamos recuperando para que sea declarada como Patrimonio Cultural. De acuerdo con nuestra investigación que el San Andrés de Yagchil están los mejores y auténticos danzantes de todo el país”, aseguró Rafael Camino, director del Grupo Jacchigua.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)