23 de junio de 2017 16:44

El vuelo rasante marca la danza de Martín Piliponsky, parte del Festival Fragmentos de Junio

El argentino Martín Piliponsky actuará en el Teatro Sánchez Aguilar este sábado 24 de junio, junto a la bailarina galesa Kirstie Simson. Foto: Cortesía Fragmentos de Junio

El argentino Martín Piliponsky actuará en el Teatro Sánchez Aguilar este sábado 24 de junio, junto a la bailarina galesa Kirstie Simson. Foto: Cortesía Fragmentos de Junio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Alexander García

El bailarín argentino Martín Piliponsky, quien ofreció en Guayaquil un taller sobre su visión de una danza de la improvisación que se apropia de técnicas como la del vuelo bajo (flying low), presentará este sábado en la ciudad una pieza que fusiona su visión del ‘vuelo rasante’ con la danza de la bailarina galesa Kirstie Simson.

El encuentro escénico titulado ‘La profunda escucha y el fluir creativo’, “una composición instantánea” más que una obra propiamente dicha, tendrá lugar este sábado 24 de junio, a las 20:00, en el Teatro Sánchez Aguilar (entradas en USD 15 ) como parte del Festival Internacional de Danza Fragmentos de Junio.

“Simson, a quien considero una maestra, trabaja el tema de la escucha como una idea de apertura de los sentidos, y mi trabajo tiene que ver con la fluidez. Juntos intentamos coexistir, con un entendimiento y con diálogo dentro y fuera de la escena”, dice Piliponsky.

La función, que apela también a la improvisación, será complementada por el músico argentino Matías Mahmud Ortolá, quien toca instrumentos antiguos de cuerdas como el laúd o el sitar.

En el vuelo bajo la relación con el suelo es fundamental, un lugar para rodar, deslizarse y saltar –dice el bailarín-, y donde el espacio hace al cuerpo adaptable y móvil. “Tiene que ver con esta conexión con la tierra, con poder trasladarte como si estuvieras en el agua o como si fueras aire (…) Somos gravedad, el intercambio con la tierra tiene que ver con la respiración y con el peso”.

La técnica del ‘flying low’ fue creada por el venezolano David Zambrano, referente de la danza mundial. En una residencia en Guayaquil, Piliponsky impartió clases sobre su forma de asumir estás técnicas, rompiendo metodologías y haciendo que la danza en vez de aprendizaje sea una práctica. Sus estudios académicos fueron de arquitectura y urbanismo, no proviene del estudio de la danza, ni de “técnicas duras o severas”.

“Mi contexto tiene más que ver con el deporte, jugué profesionalmente tenis. Y siempre tuve relación con el movimiento desde un lugar técnico, pero no severo en la forma”, agregó el bailarín argentino.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)