27 de February de 2015 21:54

Daniel Mira: ‘Cada país tiene un contexto diferente al cambio climático’

Daniel Mira, del Banco Mundial, es uno de los autores del informe Bajemos la temperatura. Cómo hacer frente a la nueva realidad climática. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Daniel Mira, del Banco Mundial, es uno de los autores del informe Bajemos la temperatura. Cómo hacer frente a la nueva realidad climática. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 4
Andrés Jaramillo
Coordinador (I)

Luego de la publicación del informe: Bajemos la temperatura. Cómo hacer frente a la nueva realidad climática, uno de sus autores; Daniel Mira, del Banco Mundial, visitó el Ecuador. Habló con EL COMERCIO sobre la importancia de entender al cambio climático como un factor que incide en el desarrollo de los pueblos y la necesidad de que los Gobiernos adopten medidas urgentes para enfrentarlo.

Luego de la difusión del informe con las autoridades de las instituciones locales vinculadas al medio ambiente, Mira destacó el trabajo que se está haciendo en el país, para mitigar y adaptarse al fenómeno. Respondió también a las críticas que se han levantado en torno al rol que ha jugado el Banco Mundial.

¿Por qué los informes sobre cambio climático, como los que ha presentado el Banco Mundial, se quedan en el papel y no se traducen en acciones concretas para enfrentar el problema?

No es del todo correcto. Hay muchas acciones a muchos niveles. Uno a veces se enfoca en el resultado final de las reuniones sobre cambio climático pero eso no es lo único que existe. Es difícil poner de acuerdo a todos los países de las Naciones Unidas. El estado de California, en EE.UU. ha avanzado en energía renovable y compromiso de reducción de emisiones. La misma China tiene planes muy ambiciosos de reducción de emisiones y lo demuestran año tras año.

¿Esas acciones compensan el mismo ritmo de contaminación de China y Estados Unidos, los mayores emisores de CO2 del mundo?

El sistema tiene una cierta inercia. Estamos en unos escenarios en los que hay un gran crecimiento poblacional, sobre todo de los países menos desarrollados. China tiene un gran incremento poblacional y desarrollo económico. Se construyen ciudades nuevas entre el día y la mañana y a esas ciudades hay que darles agua, luz, recolección de residuos sólidos. Conforme una va saliendo de zonas de pobreza se va enfrentando a otros retos.

El mismo Banco Mundial habla de tener un desarrollo sustentable ¿En qué medida eso puede encarnarse para que salir de la pobreza no implique una precondición de contaminación?

El Banco ha hecho muchos estudios de consumo bajo en carbono e impulsa la creación de planes multisectoriales de desarrollo con bajo impacto de carbono. Estamos justamente en la actualidad en ese límite de lo que se hacía antes utilizando los recursos naturales para las necesidades inmediatas sin considerar que es un capital que se va a necesitar en el futuro. Las nuevas generaciones están incluyendo eso en sus políticas y sus tareas.

Una de las apuestas del Banco Mundial es rentabilizar las emisiones de carbono. Cobrar a las potencias cuando exceden un límite para reinvertir en el combate al cambio climático ¿No es eso una licencia para contaminar, en lugar de promover una reducción de emisiones?

Una de las cosas que se promulga desde el Banco es que cada país tiene un contexto diferente y necesita respuestas particulares. No hay solución que valga para todos. El Banco intenta contribuir con la reducción de la pobreza y eso significa responder a necesidades inmediatas. En la Unión Europea hay muchos países en los que cuando se habló de Kioto se les dio la oportunidad de crecer y seguir emitiendo CO2 hasta unos límites y a otros países no se les dio esa oportunidad porque ya estaban en su límite. A veces es más difícil, en los países más pobres, luchar contra esa pobreza sin hacer uso de tecnología más tradicional. No podemos asumir una posición dogmática. El discurso que puede hacer en algunos de los países de África no puede ser el mismo porque ellos necesitan beneficiarse de ese impulso para poder crecer.

¿Los esfuerzos mundiales contra el cambio climático deben enfocarse en la reutilización del CO2 o en su reducción?

Hay que trabajar en todos los frentes. Sabemos que si ahora las emisiones de CO2 cayeran a cero, la temperatura ya ha subido 0,8° con relación a la era preindustrial. Los cambios ya se están sintiendo en el mundo.

El estudio en el que usted trabajó da cuenta del efecto en los Andes, en los Glaciares. Ecuador ha perdido la mitad, en los últimos 40 años…

Los glaciares juegan un papel importante en la regulación hídrica. Cuando no llueve es un reservorio natural. Si desaparece se pierde esa regulación. Las cifras de Ecuador son alarmantes.

Este informe será un insumo importante para la reunión de Cambio Climático que se hará en Paris ¿cuál sería el escenario ideal tras la cita?

Lograr un acuerdo vinculante entre los países de reducción de emisiones hasta niveles que mantengan la temperatura del planeta por debajo de los 2°. Es el límite que se ha señalado para que los impactos del cambio climático sean manejables.

FICHA

Daniel Mira

Especialista Senior Ambiental del Banco Mundial

Es ingeniero Químico y tiene una maestría en Gestión de Impactos Ambientales

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)