12/12/2015

El Dance Fit ejercita con fiesta

Un grupo de instructores participó en una clase demostrativa de Dance Fit, en una de las sedes de Tropical Dance.  Ejecutaron una serie de pasos de  baile. Foto: Pavel Calahorrano/ EL COMERCIO

Un grupo de instructores participó en una clase demostrativa de Dance Fit, en una de las sedes de Tropical Dance. Ejecutaron una serie de pasos de baile. Foto: Pavel Calahorrano/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 5
Paola Gavilanes
Redactora (I)
pgavilanes@elcomercio.com

Un grupo de bailarines se desliza con soltura sobre un escenario amplio, cubierto de espejos. Lo hace al ritmo de la salsa y la bachata. Los movimientos de chicos y chicas son limpios, precisos, exactos...

Aunque aseguran que el gusto por el baile lo llevan en la sangre y que eso les permite sentirse como peces en el agua sobre las tablas, todos esos pasos son producto de horas y horas de entrenamiento y de cumplir con ejercicios de flexibilidad y estiramiento.

Ellos aprendieron técnicas de calentamiento y distensión para evitar lesiones en sus clases de baile. Ahora, el público cuenta con un programa de acondicionamiento físico denominado dance fit, enfocado en fortalecer los músculos del cuerpo para después lanzarse al escenario sin temor a lesionarse.

En Quito, Tropical Dance es una de las academias de baile que ofrece este programa, que por ahora se realiza cada sábado y que dura dos horas.

En ese tiempo, los participantes se ejercitan, fortalecen músculos y después ejecutan una serie de pasos de baile. Al final, ponen en práctica lo aprendido en una coreografía. Lo hacen con ritmos musicales como salsa, bachata, tango...

La clase se inicia con ejercicios cardiovasculares de bajo impacto, después, los participantes cumplen con una rutina de estiramiento y, finalmente, llega la fase de tonificación muscular y la vuelta a la calma.

Además de los beneficios mencionados, el dance fit sirve para corregir posturas, para mejorar la capacidad física, para liberarse del estrés de la semana, para reducir medidas y, por lo tanto, para mejorar la autoestima.

En cada clase, por lo general, se queman hasta 2 500 calorías. La cantidad no es exacta ya que depende de la intensidad con que las personas ejecuten los movimientos, de la edad e, incluso, del sexo. La reducción de medidas, en cambio, depende del tipo de alimentos que se consuman en la dieta diaria.

Por lo general, los hombres suelen quemar más calorías, ya que son ellos los que agregan fuerza a cada uno de los movimientos, sobre todo, cuando soportan el peso de las chicas.

El dance fit apareció ante la acogida del público para el baile y por las continuas lesiones de las que son víctimas, “por no desarrollar ciertas destrezas como coordinación, equilibrio y fuerza”, según Lucía Romero, bailarina y directora del programa.

Las lesiones más frecuentes que se producen en el baile, según Romero, son los esguinces de tobillo, molestias en las rodillas y dolor muscular en la espalda baja.

Las clases están lideradas por bailarines profesionales, con conocimientos en acondicionamiento físico. Ellos son de Ecuador, de Colombia y de Cuba. Además, los participantes tendrán la asesoría de deportólogos.

El dance fit está dirigido a personas mayores de 17 años. Dependiendo de su estado físico son ubicados en uno de los tres niveles: inicial, medio y avanzado. Para los más pequeños hay cursos especiales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)