28 de October de 2014 21:21

Dallyana Passailaigue es ‘La voz humana’

Dallyana Passailaigue estrena su primera obra teatral con un monólogo de Jean Cocteau. Diego Pallero / El Comercio

Dallyana Passailaigue estrena su primera obra teatral con un monólogo de Jean Cocteau. Diego Pallero / El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 27
Contento 2
Ana Veintimilla Redactora (I)
abveintimilla@elcomercio.com

‘Cariño mío” suplica incesante el personaje al teléfono, único aparato que sostiene la comunicación entre la protagonista y un ser amado. En ese elemento recae la última esperanza de evadir lo inevitable, las palabras “Cariño mío” parecen alejar por momentos al desamor.

‘La voz humana’, obra escrita por Jean Cocteau hace 80 años, se presenta desde el 25 de octubre del 2014 en El Teatro del Scala Shopping. Dallyana Passailaigue es su protagonista.

La pieza teatral es un monólogo potente, femenino, arraigado en la soledad y la desidia. En palabras de Passailaigue, la obra relata al amor como desesperación, locura y entrega absoluta, trata “sobre el dolor del abandono”.

Passailaigue consideró tan distante de sí misma al personaje que se enamoró del guión inmediatamente. “Me pareció que iba a ser una exploración y una gran riqueza encontrarlo. Los personajes, mientras más distantes y complejos son, más técnica actoral requieren. Entonces era un reto en el que iba a tener que trabajar mucho y también ver de alguna manera cuáles eran mis propios límites”, comenta la actriz.

Acostumbrada a desempeñarse en ámbitos deportivos y televisivos, Passailaigue quiso entrar en el teatro con todas las bases necesarias. Para ello estudió en diferentes ciudades europeas. Madrid la recibió durante un año y medio cuando cursó en la Escuela de Interpretación Jorge Eines. También encontró en Italia otra vía de exploración al estudiar Comedia del Arte con Antonio Fava.

La expresentadora de ‘Así Somos’ comenta que se dirigió a Europa para buscar una formación integral. “Dejé todo cuando estaba acá. Tenía mi trabajo, pero sentí que esto era una verdadera vocación y quería formarme con certeza para aportar a la cultura de mi país”, explica sobre este cambio en su vida profesional; una pasión a la que asegura quiere dedicarse en adelante.

Estrenarse en el teatro con un unipersonal fue su decisión, porque sentía que esta sería la mejor manera de dar cierre a un crecimiento personal, “me había ido a Europa sola, he asumido esta profesión de actriz completamente sola, sin el apoyo de nadie. Así que dije ‘voy a hacer esto sola y me voy a romper física y emocionalmente’, porque es un trabajo bastante fuerte”.

La presentación de ‘La voz humana’ es como haber dado a luz a un hijo, explica la protagonista; reconociendo que lo más complicado de la interpretación ha sido aprender a entender las motivaciones del personaje. “Es una mujer de unos 40 años que toca fondo”, dice Passailaigue añadiendo lo profundo que llegó a la protagonista.

“Creo que cada personaje que un actor o actriz trabaja te cambia de alguna manera adentro. Es difícil ese rompimiento, no solamente de cuerpo sino también emocional, (la obra) trata un tema psicológico profundo. Ha sido mucha investigación, mucho trabajo y exploración interna”.

Para Passailaigue la obra ahonda en el dolor y por eso emociona a la gente. La universalidad de este sentimiento se transmite a través de una mujer que carece de nombre. “Ella está sola, es un dolor a puerta cerrada. Yo me pregunto cómo hemos sufrido a puerta cerrada. Si nos podemos distanciar y vernos desde afuera podemos tener un cuadro impactante de nosotros mismos”.

Esta posibilidad de ser un reflejo del interior de cada persona ha sido una inspiración para la actriz guayaquileña. “Eso es lo interesante: ver y poder representar el dolor que todos hemos sentido alguna vez en soledad y que se reflejen en ello, que se identifiquen. Porque a todos nos ha pasado”, puntualiza.

Si bien el teatro es su motivación principal, actualmente, Passailaigue no ve un futuro alejada completamente de sus otras pasiones. “No podría vivir sin el deporte y creo que la TV también es parte de las artes escénicas. Me encanta trabajar en TV, poder entrevistar, bailar, actuar y hacer ‘sketches’”, cuenta.

La actriz considera a ‘La voz humana’ como su momento de realización profesional y un sueño cumplido, porque “es muy difícil lanzarte a querer vivir del arte en este país”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)