17 de junio de 2017 00:00

El cycling ‘muta’ para activar todo el cuerpo

El entrenador lidera la clase desde su bicicleta y también corrige las posturas de los participantes para evitar lesiones. Fotos: Patricio Terán / EL COMERCIO

El entrenador lidera la clase desde su bicicleta y también corrige las posturas de los participantes para evitar lesiones. Fotos: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Paola Gavilanes
Redactora (I)
[email protected]

A simple vista podría parecer una clase de indoor cycling tradicional. Sin embargo, ya dentro de una habitación ambientada y sobre la bicicleta estática, los participantes experimentan una serie de sensaciones que los obliga a esforzarse al máximo para destacarse en la clase. Nadie quiere parar.

El programa se llama Bike Beat y fue diseñado por tres jóvenes ecuatorianos y desarrollado en los Estados Unidos. Suma un año en el mercado y ya cuenta con decenas de seguidores. Aseguran que se trata de un entrenamiento integral y diferente.

Se diferencia del indoor cycling porque los participantes se ejercitan al ritmo de la música, cobijados por un juego de luces y siguiendo un patrón de movimiento, pero respetando su resistencia física y su capacidad de recuperación. Es como si se tratara de una fiesta.

Los temas son seleccionados cuidadosamente para cada clase, pop, rock o reggaetón. Todos tienen ‘beats’ fuertes, movidos, que “motivan a continuar y terminar con la clase”, contó Arthur Pins, entrenador.

La clase dura entre 45 y 50 minutos y es dirigida por un experto, que además de animar a los participantes, corrige posturas.

La finalidad es optimizar el entrenamiento al máximo y evitar lesiones durante o después del encuentro, pues según el deportólogo José Reinhart, la mayoría de lesiones se producen por la ausencia de técnica, malas posturas.

En una clase de ‘Bike Beat’ el deportista activa los músculos de todo su cuerpo: brazos, espalda, piernas, glúteos, hombros, pecho, espalda.

El peso de las mancuernas oscila entre las cinco y 10 libras.

El peso de las mancuernas oscila entre las cinco y 10 libras.

Esa activación integral ocurre por la incorporación de ejercicios –algunos con mancuernas- sobre la bicicleta estática. Los participantes hacen abdominales, flexiones de pecho y mucho más. El peso de las mancuernas oscila entre las cinco y 10 libras.

Ese entrenamiento tonifica y ayuda a reducir medidas, generando un mejor desempeño en actividades como escalada, ciclismo de ruta o montaña, atletismo.

A esta clase pueden asistir personas de todas las edades, a partir de los 15 años.

Las personas de la tercera edad también son bienvenidas porque el programa contempla movimientos con un mínimo de impacto. Además, todos los participantes cuentan con un reloj para controlar las pulsaciones cardíacas.

También hay un registro de las calorías consumidas durante la clase y el puesto en el que terminó en un determinado encuentro. “Siempre hay alguien que quiere ser primero”, recordó Pins.

Esa tecnología, precisamente, es la que genera una competencia sana entre todos los participantes -hombres y mujeres- y el derroche de energía.

Durante un encuentro de Bike Beat se pueden quemar entre 400 y 700 calorías, aunque todo depende de la intensidad con la que el participante realice los movimientos.

El programa permite descargar la información almacenada durante los días o meses de entrenamiento. La sugerencia de los entrenadores es la de sumar tres meses de práctica, como mínimo, para observar resultados a simple vista.

El entrenamiento debe estar acompañado de una dieta saludable, baja en grasas saturadas. Aunque se trata de un programa completo, los entrenadores también recomiendan alternar con otros programas.

Tome nota

Tiempo. 
Una clase de Bike Beat dura entre 45 y 50 minutos. Hay tiempo para calentar y estirar los músculos.

Hidratación. Consuma agua antes, durante y después del entrenamiento. Ganará mucha energía y evitará mareos.

Vestimenta. Se recomienda ropa ligera, que permita que el sudor se elimine. Prefiera short o licra por comodidad.

Refrigerio. Antes de iniciar la clase es importante consumir una fruta o un ‘snack’ ligero para sumar energías.

Zapatos. Es preferible asistir con zapatos especializados. Así trabajará el femoral y también pantorrillas.

Alimentación. Tras la práctica es importante consumir productos saludables, con carga de proteína y carbohidratos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)