7 de abril de 2017 00:00

El currículum escolar fue adaptado a la cultura Tsáchila

En la comuna El Poste, los estudiantes tsáchilas utilizan su vestimenta tradicional para asistir a clases. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

En la comuna El Poste, los estudiantes tsáchilas utilizan su vestimenta tradicional para asistir a clases. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
María Victoria Espinosa
Redactora (F - Contenido Intercultural)
[email protected]

El currículum escolar con el que trabajaban nueve escuelas tsáchilas fue modificado.

Las nuevas adaptaciones permitirán que se fortalezca el idioma y la historia de la nacionalidad radicada en Santo Domingo. Así lo señaló Dora Aguavil, directora zonal 4 de Educación Intercultural Bilingüe. Ella explicó que las modificaciones se hicieron luego de un trabajo de más de un año con los docentes.

También se incluyeron las observaciones de los padres de familia y de los estudiantes.

Este nuevo currículum entrará en vigencia el 24 de abril, cuando se inicie el nuevo período escolar 2017 - 2018.

Los profesores se han reunido durante las últimas semanas para planificar los proyectos con los que trabajarán con los estudiantes tsáchilas.

La docente Rosa Aguavil afirmó que es muy diferente trabajar en una escuela intercultural bilingüe, que en un plantel tradicional. “Con los tsáchilas trabajamos de acuerdo con sus necesidades, su cultura y la cosmovisión de la etnia”. Unos profesores prefieren enseñar con canciones, cuentos o fábulas. Otros hacen juegos, pancartas y recorridos por las comunas.

Rosa Aguavil aseguró que el año anterior, la mayoría de niños tsáchilas había tenido la experiencia de pescar con sus padres. Por eso , a la maestra se le ocurrió jugar con ellos para enseñarles a leer en tsa’fiki, el idioma ancestral de los tsáchilas y que en español significa verdadera palabra. “Hicimos peces de papel con palabras en tsa’fiki. Los niños debían pescarlos y leerlos. El que más peces recopilara y escribiera una oración era el ganador”.

Dora Aguavil contó que todas esas experiencias de los docentes fueron recopiladas en la malla curricular. Se hizo una especie de minga, pero basándose en la malla original. “No es un currículum diferente, es uno adaptado con nuevos conceptos que permitirán que se preserve la cultura de los pueblos ancestrales”.

Además de la malla curricular este año se dotarán de otros implementos en escuelas tsáchilas para trabajar con los niños. Serán instrumentos musicales, señaléticas, diccionarios y textos en el idioma nativo. Estos artículos fueron familiarizados con los 56 docentes de educación intercultural bilingüe, que hay en Santo Domingo.

La madre de familia, Génesis Calazacón, comentó que una de las recomendaciones de los docentes al terminar el período lectivo 2016 - 2017 fue que se practicara en casa el tsa’fiki. “No siempre lo hablamos, pero estamos conscientes de que si no lo hacemos, nuestro idioma se acabará”, señaló Calazacón, quien vive en la comuna Colorados del Búa.

Miguel Aguavil, de la comuna Otongo Mapalí, detalló que en la aldea los niños hablan un 70% el tsa’fiki y un 30% el español. Él afirmó que se debe a que se han creado centros culturales como Du tenka, que se encarga de enseñar el idioma ancestral a los niños.

Los docentes son los adultos mayores, debido a que conocen mejor la pronunciación. Hay palabras que tienen doble significado o una pronunciación similar. Por ejemplo, perro en Cóngoma se dice shushu, mientras que en otras comunidades se dice susu. “Por eso enfatizamos que los pequeños aprendan bien y practiquen en la escuela”.

En Du tenka, los niños reciben clases todas las mañanas. Deben asistir con el traje típico de la nacionalidad y no pueden hablar español.

Dora Aguavil señaló que es importante que en casa se refuercen los conocimientos tsáchilas. Aunque, el currículum está diseñado para que los niños aprendan el tsa’fiki, castellano e inglés.

El gobernador tsáchila, Javier Aguavil, señaló que el currículum fue difundido ante el Consejo de Ancianos de la nacionalidad. “Ellos analizaron el material y determinaron que será un aporte para evitar que la cultura se pierda”.

Según Aguavil, además del idioma se hace énfasis en las costumbres, tradiciones e historia tsáchila.

La malla curricular fue adaptada para las 14 nacionalidades del país. “Fueron elaboradas en cada zona de acuerdo con las necesidades y la cosmovisión de cada pueblo”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)